Crystal Castles – La Riviera, Madrid (19/02/13)

Lo de Crystal Castles ya es una religión. El dúo de electrónica canadiense pasó por La Riviera de Madrid para arrebatarnos el aliento, la energía, la adrenalina y toda clase de indicador físico vinculado al éxtasis inmediato propio de la descarga electrónica que produce el directo de esta abrasiva pareja.

Los aledaños de la sala madrileña la Riviera agrupaba discretos botellones en grupos pequeños antes de la hora de comienzo del grupo electrónico. Error al fechar este concierto en un martes, pudiendo llegar al lleno absoluto en caso de fin de semana. En cualquier caso, allí estábamos los que queríamos ver a Crystal Castles en formato sala y no festival. Las críticas que uno llevaba acerca de las irregulares actuaciones del dúo hacían presagiar las más dispares actuaciones. Después de un tercer disco sobresaliente, “(III)”, pero no tan abrasivo como los dos anteriores, uno no sabía qué esperar de la tormenta electrónica de Crystal Castles en directo. Una vez dentro de la sala, el público esperaba tranquilo a la par que nervioso la aparición de Alice Glass e Ethan Kath, contemplando el art cover sacado de la famosa foto de Samuel Aranda al fondo del escenario.

Segundos. Eso fue lo que tardó en prender la mecha del directo de Crystal Castles. Un denso humo difuminó un comienzo arrollador que dio paso a un setlist que no dio tregua en ningún momento. Mientras Alice desgarraba su voz en cada lamento, en cada grito de desesperación y se nos mostraba como la salvadora de todo caos en el escenario, Ethan se mantenía discreto pero firme a manos de los teclados y sintetizadores. Todo ello con ayuda del batería Christopher Chartran que también puso su grano de arena para dar forma a cada uno de los temas.

Alice, protagonista consciente del dúo canadiense y teñida con un color de pelo a juego con las epilépticas luces del directo, fue la catalizadora de cada una de las canciones que interpretó el grupo. El repaso a la discografía del grupo estuvo más o menos balanceado. Del primer disco no pudo faltar “Alice Practice”, “Crimewave” o “Suffocation” y del segundo la salvaje “Doe Deer” o la mística “Celestica”. La actitud de Alice es irreprochable, transmitiendo con cada movimiento la rabia de los temas. También recorrieron el tercer largo recién estrenado. “Wrath of God” o “Plague” sonaron espectaculares, y más teniendo en cuenta el recinto en el que nos encontrábamos, siempre de dudosa solvencia sonora. En “Sad Eyes”, clara triunfadora del tercer disco, el público enloqueció sin límite alguno. La canción que ha sido tachada de house comercial se nos tiró al cuello y no hubo refugio. También destacó sin duda “Not In Love”. Llámenlo himno, llámenlo rezo. Nos rendimos a los versos cantados por Robert Smith, soñando con su figura en todo momento. Después del bis, cuando flojeaban las piernas, la adrenalina, el sudor y los posos de petaca, volvieron Alice e Ethan para volver a impulsar la Riviera al más absoluto desfase. Primero con una intro ajena a su discografía y finalmente para desembocar en “Intimate”.

Es cuando Alice se lanza a las primeras filas del escenario, como acostumbra, cuando entiendes realmente qué es Crystal Castles. Como un inevitable imán, Alice y su música atraen a la totalidad de masa del público como si fueran los más fieles seguidores de una oscura religión. Y cuando te abandona, sientes la ausencia de esa pérdida como una losa, con ganas de más misa, de más desahogo, de más música.

Es muy difícil describir con palabras cómo fue un concierto de estas características, pero está claro que la comunión entre grupo y público fue total y absoluta. Sabemos a lo que vamos y ellos se encargan de inyectárnoslo. Ni un hola, ni un adiós, todo sobra cuando con sólo la descarga incesante de canciones ya consiguen transmitir toda la desesperación que desprenden sus mandamientos. Una vez más, ellos mandaron y nosotros obedecimos agradecidos ante brutal chute de desgarro. En el Primavera repetimos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies