The Black Keys – Palacio de los Deportes, Madrid (28/11/12)

Aún recuerdo cuando encontré casi de rebote un disco llamado “El Camino”. Me llamó la atención y me lo quedé. Hablaba de él a la gente y nadie sabía nada de ningunos chicos de Ohio que pusieran un nombre en castellano a su disco. Poco más de un año después, un frío 28 de Noviembre, 16.000 personas invadieron el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid para ver a The Black Keys. Estos dos chicos de Akron que nos dieron una lección de dos horas del más puro rock ‘n’ roll.

La cosa comenzó con “Howlin’ for you”, un tema que con un protagonismo absoluto de la guitarra y un pegadizo estribillo donde todos saltaban y gritaban, hizo a Dan Auerbach meterse al respetable en el bolsillo para el resto del show. Sin apenas tiempo para respirar pudimos escuchar los primeros acordes de “Next girl”, de su penúltimo disco “Brothers”. Una canción más ruidosa que la inaugural y que nos mostró todo el potencial del equipo, ya que fue con esta canción cuando todos nos fijamos en ese maravilloso sonido garaje sesentero que nos tenían preparado y que encandiló a todos los asistentes.

Inmediatamente después el público estalló definitivamente al comenzar “Run Right Back”, la primera en aparecer de su último disco, y la coreaban al ritmo del falsete de Auerbach. Sin esperar mucho más nos siguieron ofreciendo píldoras de “El Camino” y no tardaron en llegar “Dead and Gone” y “Gold on the Ceilling”. En ese momento Patrick Carney y su batería ya eran los auténticos amos del Palacio. Decidieron entonces dar un respiro a Gus Seyffert y John Wood sus músicos auxiliares, y regalarnos el “Thickfreakness”, una de sus primeras canciones editada en su segundo álbum (de mismo nombre) allá por 2003 que, pese a su desconocimiento por gran parte de los asistentes, fue bastante celebrada, al igual que “Girl on my mind”, que la siguió.

Fue entonces cuando con el pabellón sumido en la más intensa oscuridad la gente reconoció en la guitarra de Auerbach el “Little Black Submarine”. Canción que, salvando las distancias, suena al mismísimo Dylan y que en el momento que entra la potente batería nos obligó a levantar nuestros puños al aire y cantar y saltar.

Con todo el mundo entregado en su totalidad después de mostrarnos canciones de sus anteriores trabajos como “Strange times” o “Sinister kid” y seguir haciendonos delirar con algunas de “El Camino” como “Money Maker” o “Nova baby”, llegó el momento del extasis del concierto, el momento en que todas las gargantas gritaban al unisono y fue cuando nos brindaron la multipremiada “Tighten up” y la ya archiconocida “Lonely Boy”, canción que era el motivo de la asistencia de muchos de los que allí había. Y en honor a la calidad de la banda hemos de decir que mucha gente entró al Palacio de Los Deportes sabiendo tararear tan solo “Lonely Boy” y salieron dos horas después enamorados de un gran grupo de rock.

Después de un ligero descanso, aparecieron dos bolas de discoteca como de la nada y en un recinto lleno de estrellas, como estando tumbado en el jardín a cielo descubierto, pudimos escuchar “Everlasting Light” y “I got mine”, despidiéndose de nosotros con una batería que debía atronar incluso desde la calle y un magnífico solo de guitarra. Hastá ahí duró el show pero mientras nos dirigían a la calle algún técnico nos despidió con Led Zeppelin por los altavoces, para que no se nos olvidara que ahí habíamos ido a ver auténtica calidad.

En resumen, estamos hablando de uno de los mejores conciertos del 2012 de largo. Y estamos hablando de una banda, The Black Keys que, después de siete discos, se han hecho un importante hueco en el mercado musical europeo y ya cuentan por decenas los sold out de su gira. Si una cosa nos quedó clara es que la próxima vez que aparezcan por España, seguro que no hay que esperar 9 meses a que se agoten todas las entradas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.