Ebrovisión 2013: Viva la vida, viva el Pop

La XIII edición del festival Ebrovisión (Miranda de Ebro) ha resultado todo un éxito en crítica y público. El festival sigue creciendo y fidelizando a cada vez más asistentes desde el trabajo, la cercanía y la humildad.

Miranda es Pop. Es un hecho. En mi primer año como ebrovisivo sólo puedo encontrar adjetivos positivos para un festival que ha cubierto de sobra las expectativas que tenía depositadas sobre él y, en muchos casos, las ha superado. Esta crónica pretende ser un repaso de lo que ha sido para mí el festival en su conjunto, no esperéis encontrar un análisis exhaustivo de los grupos que han pasado por él, ni de sus conciertos.

Uno de los aspectos que más me ha llamado la atención en lo referente al Ebrovisión ha sido el alto grado de compromiso que tiene con él la población mirandesa, principalmente sus hosteleros. Allá adonde fueses encontrabas sesiones de dj´s durante todos los días del festival (estuve en sesiones desde el jueves tarde), por supuesto todas con entrada gratuita y con unas consumiciones a precios más que razonables, algo de agradecer.
Otro de los motivos que me han llevado a tachar en rojo el festival como cita ineludible en próximas ediciones es el gran ambiente que tiene, familiar y cercano. Con un tránsito de público que este año ha superado los 15.000 asistentes, es lo suficientemente pequeño como para poder coincidir con los presentes de forma asidua, siempre con un buen rollo que bien se asemeja a las fiestas de cualquier pueblo y, a su vez, lo suficientemente grande como para no tener que hacerlo en el extraño caso de que te cruces con algún indeseable (en mi caso los indeseables han brillado por su ausencia).

EBROVISIÓN: JUEVES 5 DE SEPTIEMBRE

Entrando ya en la oferta musical del festival, el jueves arrancaba en la Fábrica de Tornillos con los conciertos de José Domingo, Él Mató A Un Policía Motorizado e Izal. Con el chaparrón de bienvenida, llegamos justo para el final de José Domingo. Una pena no poder haberlo visto entero, puesto que apuntaba como una propuesta muy interesante, anotado queda para futuras ocasiones.

Con Él Mató A Un Policía Motorizado sufrí mi primer (y único, realmente) desencanto con algún grupo del cartel. Tenía muchas ganas de verlos en directo, puesto que me parecen un gran grupo, pero el directo dejó mucho que desear. Demasiado ruido por momentos, un bajo que se comía al resto de instrumentos y una voz demasiado baja e ininteligible en muchas ocasiones. “El fantasma de Jota” planeaba por la Fábrica de Tornillos y yo lo lamenté mucho. En cualquier caso, tras su concierto y posterior trabajo de los técnicos de sonido, Izal sí consiguieron poner patas arriba la Fábrica y encandilaron desde el primer momento al público, muy entregado en todo momento.

Tras los conciertos, hubo escapada general hacia Orosco para bailar al ritmo de las mezclas de Dj Amable hasta bien entrada la noche, un broche más que bueno para la primera noche de festival, aún con mucha gente por llegar.

EBROVISIÓN: VIERNES 6 DE SEPTIEMBRE

El viernes abría más despejado y con una gran propuesta para pasar la tarde con los conciertos en el Red Bull Tour Bus emplazado en la calle Francisco Cantera: Tres Notas Project, La Doble Fila y Willy Naves. En el concierto de éste último viví una de las anécdotas que recuerdo con más cariño del festival: mientras disfrutábamos del concierto de Willy y su banda cañón en mano, las señoras mirandesas (de 70 años en adelante) se paraban en los bancos para gozar del concierto y aplaudir con igual o más entusiasmo que el resto de asistentes. Uno de esos detalles que hacen del Ebrovisión un festival único.

L.A. imagen cedida por Katxo BitxoTras la buena tarde amenizada por los conciertos, pusimos rumbo al Multifuncional de Bayas, lugar donde se desarrollaba la mayoría del cartel, para ver abrir la jornada a un Jero Romero que nunca decepciona y que fue arropadopor un público que coreaba todas y cada una de las canciones del toledano. Tras Jero llegó la hora de L.A. Me gustaría hacer mención a parte a este grupo, puesto que para mí fue uno de los conciertos del festival. Sigo sin entender cómo una banda con un sonido tan potente y cuidado, un maravilloso directo y unas canciones que no tienen desperdicio alguno no ocupan un lugar más privilegiado en el panorama musical nacional. Impecables en su concierto, sirvieron de preámbulo para un esperado concierto de Chucho, que proseguía la línea rock que dejaron L.A. en el Multifuncional y que fue bien recibido por el público.

Este es el momento de hacer un inciso. Entre conciertos ocurría un fenómeno normal en los festivales: el público sale a tomar el aire. La diferencia aquí es que justo nada más salir estaba la Carpa EstereoClub, que llevan los EstereoClub Dj´s (al mando de los hermanos Jon Fiamma y Brian DeCalma) donde podíamos encontrar un continuo paso de dj´s tales como los propios hermanos EstereoClub, Panoramis, TeleClub, Dod Mag Dj, Nic Fabris (brutérrima sesión, por cierto), Edu AnMu… Todo acompañado de un videomapping elaborado por ellos mismos y una fiesta continua. Sin lugar a dudas, el motivo de llegar tarde a los conciertos provenía de esta carpa que echaba humo y rebosaba temazos por doquier. Apunten amigos de otros festivales, estos detalles marcan diferencias. De vuelta a los conciertos, la noche continuaba con unos geniales Arizona Baby, acompañados del maestro Loza a la batería, donde pudimos comprobar que el folk-rock pega fuerte y va ganando adeptos en parte por culpa de los Arizona. Vielba lideró la hora de bailar y mover las caderas y el público entró en una total sintonía con él.

Justo después, llegó el momento de uno de los grupos más esperados por el respetable: los Lori Meyers. Te gustaran más o menos, no se puede negar que revolucionaron el Multifuncional, haciendo un repaso de su Impronta, aunque sin olvidar los grandes clásicos de la banda. Como viene siendo habitual en los conciertos veraniegos de los granadinos, Anni B Sweet les acompañó en el tema “El tiempo pasará”. Un muy buen concierto, en todo caso. Cerraron la jornada de conciertos Mendetz, poniendo el punto electrónico y bailongo necesario para ir con fuerzas al fiestón que nos tenían preparado en Orosco Patrullero Dj, Elyella Dj´s y Brummel: genial cierre gastando suela y terminando de desgañitar gargantas para una jornada que fue de 10.

EBROVISIÓN: SÁBADO 7 DE SEPTIEMBRE

El sábado amanecía revuelto, pero no por ello menos cargado de actividades. Desde bien temprano se podía disfrutar del Ebropeque con “El Meister” Vielba y de los conciertos de Wild Honey y Los Coronas en la Fábrica de Tornillos. No vamos a mentir, la jornada anterior impidió que pudiésemos llegar frescos a los conciertos y nos esperaban actividades de tarde, entre otras una de las sesiones en las que participé pinchando junto a Lara Dvaerg, Edu AnMu y Brummel en el Suizo LoungeBar, lo cual hizo que me fuese imposible acercarme a los conciertos de Kokoshca, The Birkins, The Prussians y Belöp programados en el Red Bull Tour Bus y la comida popular en la Plaza España. Aunque los informes de primera mano que recogí me comentaron que el verdadero jaleo se montón en el pub Tragos, donde Brummel y FaceRadio Dj prepararon una sesión memorable con congas de 50 personas y, en definitiva, Party Hard.

Sin posibilidad de ver a La Bien Querida, Sr. Chinarro ni Niños Mutantes, llegué justo a tiempo para uno de los platos fuertes del festival: Exsonvaldes. Los franceses ofrecieron un concierto de calidad, luminoso, intenso y muy fresco. Un auténtico lujo poder disfrutar de ellos en directo, mucho más rico que su coreado “L´aerotrain” o “Seahorses”, dos de los grandes momentos en su concierto.

The Sounds

Tras los franceses llegó el momento de los grandes cabezas de cartel del festival: los suecos The Sounds. De aquí en adelante la tónica general fue bailar al ritmo que nos impuso la banda liderada por Maja, su cantante, con una soltura y un savoir-faire dignos del status que tienen en el panorama. Fue una auténtica fiesta que para nada deslucieron Fuel Fandango, poniendo un colofón a los grupos del festival pasado por botes, bailes y sudores varios. Muy buen cierre del festival, que aún nos tenía preparados unos buenos bailes en Orosco, con Pomme-Lux(E), Ochoymedio Dj´s y los EstereoClub Dj´s obligándonos a apurar las últimas horas en Miranda bailando sin parar, con una eterna sensación de “la última y a casa” que no llegó hasta que los hermanos no cerraron un festival que fue de sobresaliente.

Agradecimientos a Katxo Bitxo por las fotografías.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.