St. Vincent @ Joy Eslava Madrid (26/11/14)

Annie Clark llenó anoche la céntrica Joy Eslava madrileña para presentar su cuarto disco, “St. Vincent”, tras su paso por Barcelona el día anterior y la rutinaria visita al Primavera Sound allá en mayo. Anoche la tejana se trajo las tablas que le faltaban con los temas nuevos y nos dejó boquiabiertos y extasiados con un setlist de infarto de principio a fin.

Nadie duda ya de la capacidad de St. Vincent para enamorar con su virtuoso estilo a la guitarra y ahora asombrarnos con este giro de estética venido de Marte. Además, la chica cuenta con carácter, carisma,  y lo que es más importante, un buen arsenal de canciones con el que afrontar más de hora y media de concierto sin despeinarse (o sí). Como pocos comienzos se recuerdan, “Rattlesnake” de su último disco, “Digital Witness” y “Cruel” abrieron la caja de Pandora y sonaron perfectas cuando en otras ocasiones se quedaron a medio gas, sobre todo la incluida en el álbum “Strange Mercy”. Será la Joy Slava (gracias Primavera Sound por poner a cada artista en el lugar que merece) o será que la chica está en estado de gracia y no hay margen de error.

IMG_9954_2

Gracia la que además tiene cuando introduce las canciones con pequeñas historias metafóricas en las que tiene cabida hasta Pedro Almodóvar. St. Vincent es ahora un concierto hecho show formado por tres músicos que apoyan de forma magistral la escenografía, coreografía y cómo no, música de Annie a base de darle un mayor protagonismo a sintes y teclados. Pero que nadie se confunda, la guitarra sigue siendo la pieza clave y causante del orgásmico final de “Surgeon”, cima del concierto. También nos encanta cuando le sale la vena David Byrne y nos vuela la cabeza con temas más marcianos como “Marrow” o “Every Tear Desappears”.

Nada cojea ya en el directo de St. Vincent, ni siquiera hay lagunas en canciones nuevas como “Regret” o “Prince Johnny”. Todo suena tan de lujo y pasa tan rápido que cuando te quieres dar cuenta está el bis a la vuelta de la esquina. Eso sí, no sin antes recordarnos que no quiere ser una “Chearleader” nunca más y que el “Un pasito palante María” versión Chiquito de la Calzada puede hasta no resultar ridículo al interpretar “Birth In Reverse”.

IMG_9972

Para despedirse, se sube a la ya mítica pirámide rosa y nos recuerda su faceta más intimista con “Strange Mercy” para después volver a perforarnos los oídos con un cierre apoteósico gracias a una incombustible “Your Lips Are Red”, de su ya lejano primer disco (“Marry Me”, 2007). Todo ello con paseo por la sala a hombros del segurata incluido, dejando tocar la guitarra al personal y rebozándose finalmente por los suelos del escenario. Nos gusta esta St. Vincent, la queremos en lo más alto porque se lo ha ganado a pulso, no hay quien la tosa ya y la baje de la nube a la que humildemente se ha subido y que de momento sigue sin encontrar techo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies