Supersubmarina, Sala The One, Alicante (01/02/14)

Era la tercera vez en un año que Supersubmarina visitaban la ciudad de Alicante desde que en enero de 2013 hicieran su primera visita con la gira de “Santacruz”, su último trabajo hasta la fecha. Ahora, un año después, volvieron para cerrar la parte más especial de esta gira, en la que tocan la totalidad de sus trabajos a lo largo de 27 canciones. Allí estuvimos y lo que pasó os lo contamos a continuación.

Ante una sala abarrotada con el cartel de “no hay entradas”, como en sus dos anteriores visitas, los de Baeza saltaron al escenario decididos a que fuera una noche especial. Al ser una gira con el setlist cerrado, pocas sorpresas podía haber para el respetable, pero nadie se quejó. Recuerdo haber visto a Supersubmarina con anterioridad y tenerlos en la lista de grupos con un directo “prescindible”, pero voy a tener que comerme mis palabras porque anoche demostraron que han crecido como grupo y lo demuestran sobre las tablas, defendiendo sus temas con uñas y dientes.

supersubalic0214_02

Abrieron fuego con una ligera impuntualidad al son de “Cometas”, seguida de “Santacruz” y “Ola de Calor”, cuyo titulo auguraba lo que iba a ser la noche. Con “Canción de Guerra” llegaron los primeros gritos (anarquistas, por supuesto, como bien dice El Mundo) y coros multitudinarios que dieron paso a la más calmada “Para Dormir Cuando No Estés” y a la celebradísima “Ana”, entre bailes y saltos. Así, el concierto seguía avanzando y la banda se sentía cómoda y muy feliz sobre el escenario. Entre “El Baile de los Muertos” y “Centro de Atención” nos plantamos en el dueto “Eléctrico” y “Hogueras”, con todos los instrumentos perfectamente engrasados en una máquina de hacer ruido que yo no era capaz de imaginar antes de entrar al concierto.

También hubo un momento más intimista, con Chino y su acústica en mano, para interpretar “LN Granada” y “El Encuentro” aunque poco duró la calma, porque con “Kevin McAllister” la sala se puso patas arriba una vez más y ya no bajó el ánimo de los asistentes debido a que tocaron seguidas “Hermética”, “XXI”, “Niebla” y “Cientocero”. Y hasta aquí, todo maravilloso. Fundido a negro y retirada para los bises.

supersubalic0214_01

La delicada “De Las Dudas Infinitas” provocó el delirio e incluso algunas lágrimas y arrumacos entre las parejas que había en The One, además de corearla a pleno pulmón. “OCB” fue un derroche de técnica vocal por parte de Chino y con “Supersubmarina” llegó uno de los momentos de mejor comunión entre público y banda y que desembocaría en la primera vez que Jaime (Jay) hablaba en un concierto y al que putearon obligándole a hacer el tradicional baile de Pope durante “Tecnicolor” antes de soltar las tres últimas balas que quedaban para finalizar una gira de 103 conciertos como eran “Elástica Galáctica”, “Puta Vida” y “En Mis Venas”, con todo el equipo humano de Supersubmarina en el escenario o como ellos decidieron llamarlo, la tripulación Supersubmarina.

Y así ponían la guinda a un camino que les ha llevado escenario tras escenario a convertirse en una banda con un directo más que solvente, muy bien trabajado y en el que se esfuerzan al máximo para que, como sucedió ayer, no sólo disfrute el fan de camiseta sino también aquel que sabiendo que existen no presta mayor atención a sus discos. Yo pertenecía a este grupo, pero ahora puedo decir que Supersubmarina han conseguido, a base de trabajo, un directo muy sólido y que merece ser disfrutado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.