James Blake – Overgrown

James Blake

Overgrown

Republic Records | Web oficial
8 de abril, 2013
Londres, Reino Unido
Soul, Dubstep, Electrónica

Artistas similares:
Brian Eno | Bon Iver | The xx

Puedes escucharlo:
Google Play / Spotify


James Blake vuelve dando un elegante golpe sobre la mesa con su segundo disco “Overgrown”, catapultando su figura a los altares de esa mezcla de electrónica, soul y dubstep que se ha inventado él solito y que vuelve loca a toda la escena independiente. Después de cinco espléndidos EPs editados entre 2010 y 2011, James Blake lanzó su álbum debut homónimo para revolver a toda la crítica con temas imprescindibles como “The Wilhelm Scream” o “Limit To Your Love”. Una vez que ya nos tenía a todos en el bolsillo, vinieron colaboraciones tan grandiosas como aquel “Fall Creek Boys Choir” con Bon Iver.

Dos años después, tras varios goteos en forma de adelantos y la broma del ciervo en la portada del disco, el joven genio londinense de tan solo veinticuatro años vuelve para derretirnos por dentro con un disco repleto de huellas musicales de la talla de Brian Eno o RZA. Las bases siguen intactas, melodías intimistas apoyadas en esa esencia soul y con la guinda de los elementos dubstep. Y entonces, ¿qué es lo que ha cambiado en este “Overgrown”? Pues básicamente el espectro musical de James, que ahora se abre al alcance de aquellos que todavía se mostraban reticentes con el estilo del británico. Ahora sí, si no te entra este disco, James Blake no es lo tuyo.

Ya desde el primer adelanto que conocimos a principios de año, “Retrograde”, James nos lanzaba al vacío de ese bucle musical del que es imposible escapar, hipnotizando con sus gemidos contenidos al ritmo de esos toques dubstep. La misma idea que en el disco anterior pero engrandecida aún con la variedad de sonidos que se mezclan en los, para mí, mejores cuatro minutos de lo que llevamos de año.

El disco comienza con la canción que le da nombre, “Overgrown”. En seguida uno se da cuenta de que ahora hay menos silencios y más voz de James, depurada a la perfección y con matices nuevos que enriquecen las enamoradas letras del disco. Los teclados y sintetizadores son otras armas de las que se sirve Blake para dejarnos noqueados en temas como “Life Round Here”, sonido más contundente que en la anterior “I Am Sold”.

Llegamos a la gran sorpresa de este “Overgrown”, que lleva el nombre de “Take a Fall For Me” y se muestra acompañada del siempre controvertido feat “alguien”. RZA ha sido el elegido por el, ahora más que nunca, polifacético James para componer la que hasta hora es su canción más hip hop. Una colaboración de la que no se puede salir más airoso y que asombra por la elegancia de la que se impregna RZA. Otra delicia para los oídos es la breve y sencilla “Dlm” que estremece con cada subida de voz del británico.

En la segunda mitad del disco encontramos dos canciones que sobresalen (más si cabe) entre la abrumadora brillantez de “Overgrown”. Son “Digital Lion” y “Voyeur”. La primera de ellas juega con los silencios y percusión insistente mientras que la segunda es sencillamente la joya de la corona británica. En un irresistible bucle de tintes electrónicos acompañado de ¿campanas?, James Blake se supera compositivamente una vez más con la opresiva “Voyeur”. La emoción alcanza cotas imposibles en muchos tramos de “Overgrown” como en el ascenso sonoro de “To The Last”. Simplemente perfecta.

Para cerrar, la tierna “Over Love Comes Back” pone la guinda a un disco redondo, en el que no sobra ni un segundo como sí podría pasar en el debut de James. Sin duda alguna estamos ante uno de los discos del año, un regalo para los oídos procedente del imprescindible universo sonoro de uno de los compositores más importantes de mi generación. Larga vida a James.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.