M.I.A. – Matangi

M.I.A.

Matangi

Virgin-EMI | Web oficial
05 de noviembre, 2013
Londres, Reino Unido
Rap, ElectrónicaCanción protesta

Artistas similares:
Kanye West | Björk | Madonna

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


¿Os imagináis un mundo de paz total, sin genocidios, injusticias, conspiraciones o silencios?

Aparte de lo absurdamente idílico (incluso molesto) que resulta estos días preguntarse algo así, no podríamos disfrutar en su totalidad de la guerrillera antisistema por excelencia en que se ha convertido Maya Arulpragasam, que se ha sabido líder de un movimiento musical en pos de los derechos sociales y la libertad de expresión. Mientras más en la mierda estemos, más energías acumula la artista británica de origen tamil a la hora de escupir temazos “políticamente incorrectos” a la vez que revienta-pistas. Porque (mal-) entendemos la canción protesta, tenemos en la mente la imagen de un cantautor, un tipo feúcho que le canta a la libertad y recuerda las víctimas del franquismo. Hasta en eso hizo daño el “generalísimo”. M.I.A. reivindica desde la pista de baile, a base de beats muchas veces incómodos y alguna que otra vez de forma modosa (llama la atención el principio de “Come Walk With Me”).

A “Matangi”, su cuarto álbum, le cuesta entrar. El pack inicial es denso y tremendamente rebelde, muy en la línea de su anterior “/\/\ /\ Y /\”, donde se decantó por un sonido más hardcore sin olvidar esa habilidad de ponernos a bailar, aunque de resultado discutible. “Karmageddon” no sólo juega con el karma en el título, sino con una hiriente letra para empezar que poco tiene que ver con aquel célebre videojuego. En la titular “Matangi”, sencillamente, invita al planeta a bailar de la forma más “africana” posible delante de cualquier militar/soldado/guerrillero/cobarde (“They got guns but it points the wrong way”). Brutísimo final. “Only 1 U” contiene, además de un recadito a Lara Croft, un ritmo marcial que, una vez más, le va como anillo al dedo. Y llega “Warriors”, la burrada que usa la base ralentizada de “Así Me Gusta A Mí” de Chimo Bayo (el cual la desafía a salir de gira con él).

La mencionada “Come Walk With Me” marca un leve punto de inflexión, porque lo que acaba sonando carnavalero se convierte en una jodida barbaridad: “aTENTion” flirtea con el dubstep, también, a la vez que con la política en una de las canciones del año (Julian Assange mediante). Las rimas que se saca de la chistera son sarcasmo puro y duro para protestar sobre los refugiados de la guerra.  Le sigue “Exodus”, que acertando en el orden, poco más se puede decir. Bueno sí, que tiene un reprise titulado “Sexodus”, el cual está aún mejor colocado al final del disco.

Ya conocíamos “Bad Girls”, esa joya que adelantaba más de un año atrás y que vino acompañada de uno de los mejores vídeos de 2012 (repetía con Romain Gavras tras “Born Free”), y lo mejor de todo es que no envejece y no creo que lo haga jamás. Además encaja a la perfección con el discurso general de “Matangi”. Sigue siendo una de las mejores canciones de su discografía. En el escaso minuto y poco de “Boom Skit” tiene para todo un país: a ritmo del siempre yanqui “boom shakalaka” y con toda la ironía del mundo, cuenta el intento de robo de reinado de Madonna en la ya mítica Super Bowl de 2012 (“go back to India”). Puro amor.

Lo que diferencia a M.I.A. del resto de los artistas es que no se conforma con una sola idea para una canción. Si son dos mezcladas, mejor. Así, en “Double Bubble Trouble” empezamos con el reggae y seguimos con su “harlem shake” particular en otra demostración de fusión étnica de libro. “Y.A.L.A.” continúa esa línea de mezclas para acabar convirtiendo la canción (una de las mejores del álbum) en auténtico disco. La letra de “Bring The Noize” pone el pelo de punta, y el poso relajado que queda tras las rimas con Wikileaks en “Know It Ain’t Right” te deja pensando.

Para unos, una artista excéntrica, escandalosa y caprichosa que sólo rapea. Para otros, la mejor embajadora por la paz que tenemos en el panorama musical independiente del planeta. Vanguardia y protesta a la vez. Única.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies