Arcade Fire – The Suburbs

Arcade Fire

The Suburbs

Merge Records, Mercury Records | Web oficial
2 de agosto, 2010
Montreal, Canadá
Indie rock, Art rock, Post-Punk Revival

Artistas similares:
Mum | The Coral | Architecture In Helsinki

8.5

Puedes escucharlo:
Spotify


El disco más conceptual de Arcade Fire llegó en 2010 y se convirtió en el éxito que les lanzó a la fama mundial, muy a pesar de los fans acérrimos de “Funeral”. En los periódicos de todo el mundo se repetía la noticia de que los canadienses habían dado el mejor directo del año en x ciudad. Arrasaron allá por donde pasaron y fuimos muchos (yo incluido) los que nos subimos al carro con este disco.

Lo más gracioso de todo es que “The Suburbs” no es que sea el disco más accesible del mundo. Quitando el single “Ready To Start”, el resto de canciones no son precisamente un “Rebellion”. En cualquier caso, la retrospectiva que nos plantea Arcade Fire en “The Suburbs” es una experiencia que no se te olvidará. Al menos porque es inevitable identificarse con este viaje y sus paradas; nostalgia por la adolescencia en los suburbios de cualquier ciudad, la vuelta a la misma después de décadas y encontrarlo todo irreconocible, y los recuerdos que siguen ahí en cada parque, esquina o tienda…

Desde el exquisito comienzo de “The Suburbs” hasta “Sprawl (Flatland)”, la compleja instrumentación hace gala en cada canción y los tiempos muy medidos ponen la guinda a los temas. Hay grandes momentos en este disco; la explosión de sonido de “Ready To Start” o “Empty Room”, los inquietantes teclados de “We Used To Wait”, el trepidante ritmo de “City With No Children”, los inconfundibles “rococo rococo”… En este disco Arcade Fire demuestran que son un grupo con amplios horizontes, capaces de coquetear con la electrónica y sacarse de la manga la irresistible “Sprawl II (Mountains Beyond Mountains)”, en la cuál Régine nos invita a salir al jardín de casa y ponernos a bailar.

Sin embargo, también hay que decirlo, “The Suburbs” cuenta con algunos temas que se podrían tachar de relleno. Dieciséis canciones en total que podrían alargarse más de la cuenta en momentos como “Half Light I” o “Suburban War”. Es por ello que el disco queda por debajo de los anteriores, siendo aún un gran disco y por el que vale la pena seguir apostando por el futuro de los canadienses.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.