Arctic Monkeys – AM

Arctic Monkeys

AM

Domino Records | Web oficial
25 de febrero, 2013
Sheffield, Inglaterra, Reino Unido
Rock, indiepop

Artistas similares:
Miles Kane | Black Sabbath | Queens Of The Stone…

8.5

Puedes escucharlo:
SpotifyYoutube 


“AM” es uno de esos álbumes que deberian venir con instrucciones de uso. No han tenido la deferencia los ‘monos árticos’: una vez más, el artwork y el contenido del libreto es minimalista al extremo. Sello de identidad, vagancia, querer darle importancia al contenido sobre el continente… quién sabe. “AM” es el quinto trabajo de Arctic Monkeys y hablar de él daría para una comida, la sobremesa, la merienda, la cena, las copas posteriores y puede que para un resacoso desayuno. No tenemos tanto tiempo, pero lo intentaré.

Lo de Arctic Monkeys es increible. Unas navidades te regalan una guitarra y en poco menos de un año eres una estrella. Y ni siquiera te ha salido la barba. Si hay una banda que se defina por el hype esta es, sin duda, la de los de Sheffield. Con un rock directo de pinceladas punk y una energía insólita, los Arctic se ganaron un puesto que a otras bandas les ha costado años o, más aún, todavía siguen intentándolo.

¿Qué queda de esos Arctic de los inicios? Poco y mucho. Si bien “Humbug” supuso el punto de inflexión que los expertos llaman ‘madurez’, los dos trabajos posteriores de los británicos, Suck It And See y el “AM”  que nos ocupa, poco tienen que ver con “Whatever People Say I Am, That’s What I’m Not” y “Favourite Worst Nightmare”. Al menos a primera escucha. Tras adentrarse en la densa oscuridad de la mano de Josh Homme nada volvió a ser lo mismo: colgaron la bandera británica seducidos por la dulce miel escondida en las barras y estrellas. Se nota.

De esa oscura habitación pasaron a “Suck It And See” , un paseo por una playa de fina arena en ese momento en el que la temperatura es monótonamente perfecta. Quizá demasiado sol, lo que se arregló con un buen puñado de b-sides que venían a anticipar lo que nos encontraríamos en el quinto disco. Y es que lo bueno de Arctic Monkeys es que sus ‘eras’ no finalizan con el lanzamiento del álbum: eso es sólo el principio. A su llegada, se suman las giras y una necesidad infinita de crear. Así fue como llegó “R U Mine?”, tema que acarreó tal fervor que acabó ganándose un hueco en este “AM”.

“AM”, ¿Arctic Monkeys o Amplitude Modulation? Los de Turner juegan con la ambigüedad desde la presentación. ¿Tenemos todo el rock stoner que prometía “R U Mine?” o la espectacular “Do I Wanna Know?”, mezcla perfecta entre la anterior mencionada y “Dance Little Liar?” No. De hecho, “AM” es el disco más pop hasta la fecha de estos británicos con pasaporte americano. Tanto, que si cambias las guitarras por una base de rap fresco y fácil a “One For the Road”, puede pasar por un tema de una ‘boy band’ de las de antes, estilo Back Street Boys o New Kids On the Block. Lo mismo ocurre con ese estribillo simplón de “Snap Out of It” o con ese fugaz momento que precede al estribillo de “Arabella”, en el que no cuesta imaginarse a una hipotética Britney Spears en ‘versión Bronx’ chasqueando los dedos y haciendo ese zigzagueo con el cuello mientras te recuerda que ‘sus días son mejores cuando el sol se pone a su espalda’.

¿Los Monos convertidos en una boy band? ¿Toca encerrarse en el cuarto a darse cabezazos contra la pared con “Whatever People Say I Am..” a todo volumen y dos botellas de ginebra en la recámara? Una vez más, no. Aunque parezca imposible, este disco en el que los Arctic se atreven con lo más inimaginable siguen siendo fieles a sí mismos. Sí, se puede sonar como Justin Timberlake y seguir siendo Alex Turner. El concepto jukebox parece que se está extendiendo en eso de sacar discos: el miedo a aburrir al personal en un mundo en lo que lo que se estrenaba ayer, hoy ya está obsoleto, ha condicionado por completo a muchas bandas. Bandas que no quieren perder su hueco de honor en la industria de la música, claro. El título lo define a la perfección: esto es radiofórmula, pero en un utópico universo paralelo en el que las cosas pueden ser mejores. Todo es cuestión del enfoque.

“AM” es el disco más heterogéneo de Arctic Monkeys hasta la fecha y puede provocar rechazo a primera escucha, sobre todo si llevas escuchándolos desde aquel primer álbum. Pero si bien con “Do I Wanna Know?” nos podían haber engañado, fueron honestos con “Why’d You´re Only Call Me When You High?”: funk y “Humbug” a partes iguales y esto suena espectacular. Malditos Monos. ¿Cómo lo hacen? La receta está celosamente guardada, como lo está la de la Coca Cola, en ese complejo laberinto que debe ser el cerebro de Alex Turner.

Tres baladas, ya sea para hooligans borrachos cierrabares como “No.1 Party Anthem”, de reminiscencias a los sesenta como “Mad Sounds” o “tarantinescas como “I Wanna Be Yours”, se mezclan con el rock puro de “Arabella”, y sus riffs homenaje a “War Pigs” de Black Sabbath, o la stoner, con falsete incluido, “I Want It All”. No es casualidad: Josh Homme colabora en esta última. Rock también tenemos en la varias veces mentada “Do I Wanna Know?”, himno ya con sólo tres meses de vida y posiblemente uno de los mejores temas que han compuesto hasta la fecha, o el también mencionado “R U Mine?”. Difícil de definir son “Fireside”, con rasgeos tan latinos como pegadizos, en el que se cuela, una vez más, “Humbug”, y “Knee Socks”, con un Josh Homme en carne y hueso meciéndonos con su voz en la conclusión.

Semejante mezcolanza sólo tiene dos posibles finales: estrepitoso fracaso o disco redondo, de tan amplios matices, que simplemente demanda paciencia para asimilarlo. Me decanto por lo segundo. Quizá sea la continúa aparición de “Humbug”, la clave en todo esto. O quizá, simplemente, sea que Arctic Monkeys son unos malditos genios: simplificar, como decía el gran Alfred Hitchcock, es la clave de todo. Eso sí, hasta lo más sencillo, y más si es la mente humana el filtro, necesita alguna vez instrucciones de uso.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies