Battles – La Di Da Di

Battles

La Di Da Di

Warp | Web oficial
18 de septiembre, 2015
Nueva York, Estados Unidos
Math-rock, Progresivo, Experimental

Artistas similares:
Black Dice | The Mars Volta | Foals

6.0

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


Tercer disco del personalísimo trío de math-rock Battles, donde, ahora sin voces, siguen en su empeño de complicarse su existencia a base de bofetadas sonoras.

Battles están muy guapos. Battles son únicos. Battles son la hostia. Todas estas afirmaciones suenan a perogrullo, pues realmente no hay en el mundo nada como este trío neoyorquino, y claro, sonar diferente es sinónimo de las calificaciones más gordas (para bien y para mal). Su debut, “Mirrored” (2007), es uno de los mejores hechos que le ha pasado al pop en lo que va de siglo, a la altura de Animal Collective, LCD SOundsystem o !!! (chk chk chk). Rock anguloso y difícil de digerir que nos acercaba al futuro sin saber por qué, con detalles y aristas que lo hacían más y más seductor con el paso de las escuchas. Battles son una banda que mejora cuando más caso le haces (sigue ocurriendo).

Hasta aquí todo bien. Luego llegó el siempre difícil segundo disco, un rarísimo Gloss Drop (2011) que poco tenía que ver con su predecesor, quizás por la espantada del “vocalista” (sí, entre comillas, porque esa voz era más bien otro instrumento) Tyondai Braxton, que le dio otro carácter a la banda para convertirse en algo prácticamente instrumental. Sólo en los pocos featurings, como ese atemporal single de presentación titulado “Ice Cream”.

Ahora Battles han prescindido de cualquier voz para convertirse, definitivamente, en una banda instrumental. Nada que objetar, el problema es cuando guitarra, teclados y -soberbia- batería se mezclan en una suerte de diálogos difícilmente comprensibles. Corren el riesgo de acercarse peligrosamente al jazz, donde, o se es un ilustrado, o lo disfruta más el que lo practica que el que lo oye. Grupo de culto dirán algunos sin falta de razón, pero su música se aleja cada vez más de las esferas del pop, y a la velocidad que va esto hoy en día, no creo que sea buen asunto. Insisto, cuanto más lo escuchas, más partido le sacas, pues hay mucho donde rascar. Una canción mala de esta gente es mejor que la mayoría de mierda que circula hoy en día. Pero la inmediatez es un factor imprescindible en el mundillo, y a ellos parece que les resbala. Mal síntoma cuando, hablando de una banda de estas características, aparece el término “aburrimiento”.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.