Beach House – Bloom

Beach House, "Bloom" (2012), album art 500px

Beach House

Bloom

Sub Pop | Web oficial
15 de mayo, 2012
Baltimore, Estados Unidos
Dream Pop, Indie Pop, Pop Barroco

Artistas similares:
Cocteau Twins | Broadcast | The Zombies

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


La banda del momento. El mejor dúo desde The White Stripes. La pareja perfecta. Que Beach House estén tocados por no sé qué varita mágica es un hecho ya probado en esa obra maestra titulada Teen Dream” (2010). No tenían que demostrar nada más, pues ya se colocaron desde ese año en el techo del dreampop. No se podía llegar más alto. Sin embargo, Victoria Legrand y Alex Scally lo han vuelto a hacer. Aquella jodida maravilla se podía mejorar y aquí está: Bloom” bajó a la tierra el 15 de mayo desde los cielos.

Lo que parecía insuperable hace dos años se convierte ahora en un trámite, un ejercicio de crecimiento para poder llegar a la perfección de Bloom” y poder así reírse de todo lo que llevamos de 2012 y de lo que queda de él, en lo que significa el mejor disco de pop desde, precisamente, su antecesor. Teen Dream”, de hecho, fue un banco de pruebas donde experimentaron más que aquí para, simplemente, dar con la tecla ideal y dotar, estas diez celestiales joyas del equilibrio perfecto. Un equilibrio del que desconocemos su fórmula (ni la queremos saber) y con el que sólo ellos saben impregnar sus canciones. Da hasta remordimiento llamar a estas diez cosas “canciones”.

Repasando la carrera del dúo, te das cuenta de que no han parado de crecer hasta llegar a lo sublime en lo que supone la ascensión creativa más bestia que se conoce: desde aquel prometedor Beach House” (2006), que sonaba (mirando ahora hacia atrás) tan casero y lo-fi que da hasta ternura; a la consagración y aún mejor Devotion” (2008) que los catapultó a la cima que consiguieron en 2010. Casi religiosamente en año par, en este 2012 editan el álbum que los coloca, sencillamente, en otra galaxia.

“Bloom” es tan absolutamente emocionante como frágil, y lo consigue sin piruetas ni exhibicionismos, sin querer sonar pedante ni querer rizar el rizo. Simplemente suena tal y como debe sonar, con claridad. Aquí no hay colores ni colorines; aquí hay luminosidad y hay oscuridad; aquí hay, exclusivamente, blanco y negro que bien refleja tan sugestiva portada y que, a modo de metáfora personal, apunta al techo que sólo ellos han sabido alcanzar, destacando ese goteo de luz sobre tanta sombra. Si se nos ocurre quitarle o añadirle una canción, o incluso desordenarlo no tendría la misma calidez (o frialdad según se mire). Si te saltas un tema, te falta algo, la sensación no sería tan angelical, dejaría de tener sentido semejante obra suprema que han construido. Así, destacar un tema por encima del resto es un ejercicio ridículo, porque lo que convierte cada pieza en perfecta es el decorado que la rodea. Me aventuraré a decir que “New Year” es una de las mejores canciones que he oído en mi vida. El caso es que podría (debería) ser un disco de un solo track de 50 minutos y medio, y tener al final de “Irene” ese outro que, a modo de homenaje a otra época, supone la guinda a tan dulce pastel. Diez porciones y media de los aromas más exquisitos jamás saboreados por los inteligentes paladares del pop. Uno hasta se vuelve cursi escuchando tanta genialidad…

Gracias Beach House por el disco del año y lo que llevamos de década. Sólo PJ Harvey se atrevió el año pasado a acercarse a vuestro Teen Dream”. Si se le ocurre a alguien amenazar el trono de Bloom”, nos vemos en 2014. A ver entonces de lo que sois capaces de hacer…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.