Beirut – No No No

Beirut

No No No

4AD | Web oficial
11 de septiembre, 2015
Santa Fe, Nuevo Mexico, Estados Unidos
Folk, Indie

Artistas similares:
Fleet Foxes | Devendra Banhart | Bon Iver

4.0

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


Cuarto disco de estudio de la banda de Zach Condon, Beirut, tras cuatro años de descanso. El anterior, The Rip Tide (2011), también necesitó el mismo tiempo para gestarse.

Y es que la creatividad de este hombre, que creíamos geniecillo, parece que desciende cuando más dilata sus proyectos. El extraordinario “The Flying Club Cup” (2007) sólo es superado por un debut, “Gulag Orkestar” (2006), apretada agenda en una época en la que parecía que, de que cualquier cosa que tocara, sacaría diamantes. Y bien pulidos, oigan. Dos joyas.

Ahora bien, estiró la cuerda viajando y empapándose de los sonidos de vete tú a saber dónde para editar un disco menor, el de 2011, y sin menos condición temática. Y es que si algo caracteriza a esta banda es que cada álbum refleja los sonidos y el folclore del lugar en el que es concebido. El primero, descaradamente en los balcanes; el segundo en Montmartre, París, empapándose de toda esa bohemia afrancesada. Algún escarceo con su México vecino en los EP’s intermedios, y ahora ésto, Estambul.

¿Qué te ha pasado allí, Zach? Yo os lo explico. Las revueltas del verano turco de 2014, más sus problemas personales con el amor, ay el amor, han dado como resultado el mediocre disco que nos ocupa. “No No No”, que es lo que le decimos nosotros a Condon a la cara tras escucharlo, empezó con buen pie gracias al homónimo single y a, sobre todo, “Gibraltar”. Había ganas de más. Pero… ¿de quién fue la idea de colocarlas las dos primeras y no dejarse nada para el resto? Desde la que continúa, “At Once” (que no está nada mal), hasta “So Allowed” (bastante peor), pasan 20 minutos (el disco es corto, menos mal) de melancolía sin rumbo y, mucho me temo, sin inspiración. Muy vacío, muy soso y contagiosamente triste, no sé si da más pena el propio disco, o ver que el talento lo pierde con los años. Vale, sí, “Perth” y su reprise también se salvan de la quema. Si fuese otra banda del montón, se lo perdonábamos, un 5’5 y a volar. La responsabilidad de llamarse Beirut no nos permite ser más condescendientes. Lo siento, pero no (no, no).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.