Belle & Sebastian – Girls In Peacetime Want To Dance

Belle & Sebastian

Girls In Peacetime Want To Dance

Matador | Web oficial
19 de enero, 2015
Glasgow, Escocia, Reino Unido
Pop, Indie, Meloso

Artistas similares:
Camera Obscura | God Help The Girl | Magnetic Fields

6.5

Puedes escucharlo:
NPR 


El octavo álbum de Belle & Sebastian (sin contar aquella banda sonora para “Storytelling” de 2002) aparece precedido de un single que nos dejó a todos cagando y sin papel, una maravilla electro-pop desacomplejada y que nos hizo pensar en un cambio de rumbo total en la discografía de los escoceses.

Pero no. Han sido listos y han usado esa “The Party Line” (17ª mejor canción de 2014 según esta publicación) como cebo para llamar la atención de una banda que, aun mereciendo la atención de todo amante de la música en general, han ido perdiendo interés con el paso de los años, sobre todo por su último y más flojo “Write About Love” (2010). Atrás queda esa época de finales de siglo en que la ternura de sus discos sólo era igualada por su masivo reconocimiento en festivales. Repasando sus discos, a uno se le hace muy difícil encontrar un pero. Tan solo un mísero álbum que baja del notable. Son, sin miedo a equivocarme, una de las agrupaciones con mejor media que hay en activo. Este “Girls In Peacetime Want To Dance” no iba a ser menos y, además, consigue rozar su mejor trabajo (insuperable “If You’re Feeling Sinister” de 1996) a base de perder todas las vergüenzas. A base, también, de atreverse con la electrónica (el citado single, o la tremenda y retro-horterilla “Enter Sylvia Plath”), con la polka (“The Everlasting Muse”) y con un riesgo, en general, mayor que nunca incluso en su propio terreno meloso, ese que dominan como ninguna otra banda. Las dos primeras canciones parecen sacadas del perfecto e inimitable manual; luego, entre singles y baladas, se pasa medio álbum. Pero es en la segunda mitad cuando están más sembrados, con la espectacular “Perfect Couples” y las preciosas “Ever Had A Little Faith?”, “Play For Today” (con Dee Dee, de Dum Dum Girls) y “The Book Of You”. Todas seguidas. Un disparate de talento al alcance de muy pocos.

Completo y variado como nunca; disfrutable de principio a fin como siempre. Y aunque alguna canción peque de larga, el disco es entretenido hasta decir basta. Cuando parecía que Belle & Sebastian iniciaban su cuesta abajo particular, el poso que dejan, pese a camuflar sus canciones en nuevas idas de olla, es siempre el mismo: son maravillosos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.