Blur – The Magic Whip

Blur

The Magic Whip

Parlophone | Web oficial
28 de abril, 2015
Londres, Reino Unido
Brit Pop, Pop

Artistas similares:
Gorillaz | Pulp | Supergrass

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


Tras el abusivo “ahora sí, ahora no” con el que Blur nos han estado castigando todos estos años, aparece “The Magic Whip” casi de la nada. Compuesto y grabado durante un periodo de estancia en Hong Kong, por culpa de la cancelación de un concierto, parecía casi la única forma posible de que el cuarteto se reuniese para dar, por fin, continuidad al fallido “Think Tank” (2003).

Ya estaba bien, aunque aún muy insuficiente, que Graham Coxon y Damon Albarn volviesen a ser amiguitos y pudiesen así reunir la banda de nuevo con tal de dar, desde 2009, unos cuantos conciertos de homenaje. Pero no fue hasta 2012, cuando sacaron la primera canción en casi una década. La preciosa “Under The Westway” (que todos creíamos que aparecería en este álbum) fue la verdadera primera piedra de lo que hace unos días han terminado de construir: un nuevo disco de Blur. “Hallelujah”.

Por el camino han quedado un puñado de discos en solitario de Coxon, varios trabajos de Gorillaz, otro de The Good, The Bad And The Queen y todos esos intentos de Albarn, acompañado o en solitario, incluyendo el maravilloso “Everyday Robots” (en el top3 de mis discos preferidos del año pasado). Y es aquí donde uno se hace la siguiente pregunta: ¿cuánto hay de Blur en este disco? Es decir, ¿esto es Blur, o es Albarn y compañía? “The Magic Whip” huele mucho a Albarn+3, a lo que él solito podía haber hecho en casa para luego llamar a sus colegas y terminar de grabar. Mucho. Pero, y aquí viene lo bueno, también apesta a Blur. Me explico: por una parte, parece que esto es otro proyecto más en la mente de una especie de superdotado del pop, pero que el muy cabrón sabe camuflar en un estilo que (ha quedado demostrado) es enteramente suyo. Conclusión: Damon Albarn es un camaleón. Ha conseguido saber disfrazarse en cada momento para dar con la tecla en casi cada cosa que toca. “The Magic Whip” es un disco de Albarn pero que suena a Blur. Y suena a los Blur de 2015, y éste es, sin duda, el mayor de los méritos de este disco. Nada de querer repetir los ramalazos punk del pasado, o esos baladones insufribles, a veces adornados con tropicalismos (mejor en sus proyectos paralelos), o esa innecesaria fiebre por el grunge que les dio antes de la disolución. Aquí se limitan a crear algo acorde a cuatro padres de familia (tienen una media de 48 años de edad) que, entre 1993 y 1995, grabaron la perfecta trilogía de la vida en Gran Bretaña. Ahora, 20 años después, el retrato se lo hacen a la ciudad donde fue concebido: la masiva y aglomerada Hong Kong. “The Magic Whip” es, tras dos décadas, el verdadero sucesor de “The Great Escape”, el verdadero sucesor del brit-pop.

El disco en sí, pues mira, tiene canciones buenas y otras muy buenas. Ninguna memorable, pero ninguna mediocre. A ellos se les ha considerado siempre como una banda de singles (mal), pero yo he preferido siempre los discos enteros. De este modo, el álbum merece mucho la pena, como conjunto de canciones todas diferentes y donde todas tienen algo de particular. A estas alturas, poder decir que Blur siguen siendo originales, ya justifica cualquier retorno. Ahora sí que podrían dejarlo de forma digna, bien arriba. Aunque viendo el resultado, ojalá sea este el comienzo de una más que merecida segunda juventud.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies