Burial – Rival Dealer EP

Burial

Rival Dealer EP

Hyperdub | Web oficial
16 de diciembre, 2013
Londres, Inglaterra, Reino Unido
Dubstep, Electrónica, Experimental

Artistas similares:
Massive Attack | Atoms For Peace | Four Tet

9.0

Puedes escucharlo:
SpotifyYoutube


Menuda sobrada la de Burial, ¿no? El productor londinense William Bevan se espera a que esté todo el pescado vendido en un año en el que ha pasado de puntillas para no hacer ruido y colarnos, a última hora, esta bestia parda del dubstep. Deja a sus rivales (ejem) margen durante meses para luego regocijarse soltando su salvajada.

Una más, pues repite en este 2013 pasado, el mismo movimiento que el año anterior con el también imprescindible “Truant EP”. El formato, según se mire, es de single, y en este sentido tuvo la generosidad, en 2012, de regalarnos dos a los oídos si tenemos en cuenta “Kindred EP”, el mejor hasta este pasado diciembre. El año anterior hay que sumarle otro obligatorio, “Street Halo EP”, que vino a suceder las colaboraciones con Four Tet y Thom Yorke en “Ego/Mirror” y con Masive Attack en“Four Walls/Paradise Circus” también en 2011. Lógico que nombres de esa talla quieran compartir gloria con él, pues tras firmar “Untrue” (2007), su último LP, se le ha encumbrado a la cima de un estilo musical prácticamente inaccesible para las masas antes de él.

El Burial 2013 empieza arrasando en “Rival Dealer” para dejar a las claras quién manda aquí. Una vez te ha metido en el bolsillo, con el camino allanado a base de hostias, nos enseña su cara más amable, la más ensoñadora, la más diferente. Se permite el lujo de poder firmar, orgulloso, su media hora más vocal de su carrera. Nunca nadie cantó tanto en un disco suyo. Tanto los samples de Allyson Magno en la primera, como los discursos amorosos y angelicales de Lana Wachowski en las otras dos, el artista británico trata de forrar su fantasmal obra con dulzura y calma. No sólo lo consigue, sino que nos hace preguntarnos qué faceta se le da mejor, pues el etéreo manto que cubre sus nuevas composiciones son, para todos, un más que esperanzador descubrimiento.

“Rival Dealer”, la canción, son 10 minutos de asalvajado dubstep, muy cercano al breakbeat en su primera mitad, y con versos que, como él mismo defiende, “pueden ayudar a la gente a creer en sí mismos, a no rendirse”. Qué ingenuo; lo que va a conseguir es que no paremos jamás. Ritmos rotos (sincopados, como dicen algunos “críticos” musicales), beats ensordecedores y al final la calma, el reposo, para dar paso a otra joya. “Hiders”puede suponer, probablemente, los minutos más bellos de su carrera. Un crescendo que se dirige al cielo y consigue alcanzar gracias a esos… ¿órganos de iglesia? ¿coros góspel? Da igual cualquiera que sea tu religión, vas a ver a tu dios levitando en el olimpo. Pero ese amor por lo delicado no deja de crecer en la final y más larga“Come Down To Us”, un baladón con el tempo ralentizado que nadie más en el planeta se puede permitir. La voz de Wachowski se fusiona con melodías orientales y ritmos minimalistas en una especie de IDM final con capas de suciedad y robótica que jamás empeñarán tantísima belleza. Algo superior.

Cuando crees que en su carrera ya lo había hecho todo (y bien), Burial vuelve a ser Burial haciendo lo que mejor sabe: superarse a sí mismo en otra media hora para enmarcar. Legendario.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.