Chastity Belt – Time To Go Home

Chastity Belt

Time To Go Home

Hardly Art | Web oficial
24 de marzo, 2015
Walla Walla, Washington, Estados Unidos
Rock’n Roll, Noise-pop, Revival

Artistas similares:
Vivian Girls | Childbirth | Dum Dum Girls

7.5

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


Tras un debut, “No Regrets” (2013), que pasó prácticamente inadvertido, regresa este cuarteto garajero con algo mucho más serio y que obliga a tenerlas en cuenta de verdad.

El retorno de Chastity Belt es todo un bofetón de realidad, de joven e inocente realidad. Nos ponemos en situación: cuatro jóvenes amigas con ganas de pasarlo bien, haciendo estupideces acorde con la edad y siempre con rock’n roll como banda sonora de sus aventuras. El sentido del ridículo es inexistente, el número de cagadas en aumento, pero la sensación de “me la suda” imperando sobre todas ellas. “Time To Go Home” es el título ideal para un disco que resume la sensación de indiferencia de un grupo de tipas que, en un momento de lucidez, saben que sobran en el entorno. A pequeña escala, o pensando en grande, de forma metafórica, aquí hay mucho más mensaje del que pudiera parecer. ¿Qué nos están diciendo, “vayámonos a casa a sobar la resaca después de haberla liado”, o, en cambio, “somos las incomprendidas que no encontramos sitio en este mundo”? Reflexiones de la edad que se ven reflejadas en una homónima canción que, además, cierra el disco de forma magistral.

Lo mejor se lo dejan para el final, sí, pero en las otras nueve canciones encontramos muchos quilates repartidos, como esa “Why Try” en clave de surf. Un temazo de lo más adictivo y que parece compuesto en cinco minutos. Ya no sé cuánto hay de espontáneo en ellas, pero sí que da esa sensación de improvisación de gente con talento. Una canción titulada “Joke” hay que tomársela más en serio de lo que parece, y “Cool Slut” es otro single con mayúsculas. “Drone” abre en modo serio para ponernos en situación (supongo), pero en seguida cambian el registro hacia algo más veloz como “Trapped”. Aunque para rápida, “The Thing”, el homenaje a la película de Kurt Russell. Y, por si fuera poco, también saben ponerse serias en algo que sube la media en minutaje y calidad sonora (“On The Floor”), con un final al más puro estilo Real Estate que da gusto.

Mucho donde rascar en un álbum completísimo pese a lo breve. Unas chicas que, si todo va bien, deberían llegar muy alto y que suplen a la perfección la ausencia de las añoradas Vivian Girls.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.