Chromeo – White Women

cww

Chromeo

White Women

Atlantic Records | Web oficial
12 de mayo, 2014
Montreal, Canadá
Funk, Electro-funk

Artistas similares:
Daft Punk | Miami Horror | Holy Ghost!

7.0

Puedes escucharlo:
Spotify | Youtube


Chatis y choteo electrofunk. Así de sencillo es resumir el retorno a lo grande de los Chromeo.

Que los Chromeo tienen material peligroso entre manos lo saben perfectamente. El único dúo judío-arabe de la esfera musical –tal como ellos afirman–, compuesto por Dave One (vocalista y también doctor y profesor de filología francesa por la Universidad de Columbia) y P-Thugg (productor y arreglista libanés), ha ido dejando caer desde hace un año hasta cinco adelantos de “White Women”, LP claramente orientado a consagrarlos en la primera división del pop internacional. Lejos quedan ya sus inicios como productores de hip-hop, singles auto-producidos y colaboraciones con todo quisqui (prestando su voz a Yuksek, Surkin, Boys Noize, Aeroplane o Treasure Fingers, y remezclando a otros tantísimos). Ahora las estrellas son ellos.

Así, a pesar de que llevan abanderando el electrofunk desde una década, “White Women” aparece en plena resaca post-Get Lucky para reivindicar a los Chromeo como los dueños y señores de este sonido, manteniendo en todo momento su choteo mujeriego característico. Lo abre la estrella absoluta del álbum, y la canción que va por el camino de convertirse en el pepino tarareable-hasta-la-extenuación del verano de 2014, “Jealous (I Ain’t With It)”. Ésta es la divertida confesión funky sobre los celos que le entran a Dave One al ver a su novia hablar con otros hombres (y una memorable oda a la masculinidad en ese “but I’m too cool to admit it with the fellas”). Le sigue otro gran tema, “Come Alive”, con la colaboración de Toro Y Moi, en el que declaran pasión eterna a una chica ahogada por eternas jornadas laborales y le proponen una ideal salida a sus problemas: irse con ellos (ay, pájaros…) y darse “un poco de amor ahí mismo, en el suelo de la cocina”. Además, hemos podido disfrutar por adelantado de tres temas más del LP: más dramas contemporáneos con chicas de pose altiva en “Over Your Shoulder”, o con mujeres que se aprovechan de sus bellas dotes para lo que se les antoja en “Sexy Socialite”, y el contagio del toque moñas de Ezra Koenig de Vampire Weekend en su colaboración, bautizada en su honor como “Ezra’s Interlude” (aunque, digo yo, que ya que se ponían a colaborar, se podían haber extendido algo más de 115 cochinos segundos y dos estrofas, como ya hicieron hace años en “I Could Be Wrong”).

Y, aparte de los adelantos, ¿qué nos queda por escuchar? Pues, en resumen, poco demasiado diferente a lo conocido. Quizás lo más sorprendente sea ese descarado ejercicio de “homenaje” a Daft Punk en “Fall Back 2 U”, o también “Lost On The Way Home”, en la que colaboran de nuevo con la hermanísima Solange Knowles, en una especie de diálogo de Pimpinela adaptado al siglo XXI. No obstante, ojo, encontramos unos cuentos temas pegadizos y efectivos en su línea, como “Hard To Say No” (cómo le iban a decir que no a una chati con lo que les habrá costado conseguirla) y ese infalible toque ochentero de “Old 45s” y “Frequent Flyer”. De “Play The Fool” y “Somethingood” tan sólo se puede decir que dan la impresión de haberlas escuchado ya cuando empiezan, tanto en momentos previos del trabajo como en sus anteriores. Sin embargo, no sonar repetitivo girando en torno al mismo tema (el moderno cortejo de “chimbambis”) y al mismo sonido durante casi una hora sería casi imposible. Así que se lo perdonamos, por el fantástico sabor de boca general que “White Women” deja, porque el disco es un soberano cachondeo y porque va a ser la banda sonora de muchas noches de este verano.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies