Daughn Gibson – Me Moan

Daughn Gibson

Me Moan

Sub Pop | Web Oficial
9 de julio, 2013
Pennsylvania, Estados Unidos
Indie Rock, Country

Artistas similares:
Johnny Cash | Twin Shadow

7.0

Puedes escucharlo:
Youtube


Un año y dos meses después de publicar su álbum debut, el camionero de Pennsylvania está de vuelta con un segundo trabajo que a pesar de continuar el camino que le indican sus raíces, tiene ciertas vueltas de tuerca interesantes y que funcionan eficazmente. Con sabor a desierto y típico bar de carretera americano, Daughn Gibson sigue conduciendo en su Mustang por ardientes asfaltos.

El country estos días no se estila demasiado y por esta razón “All Hell” fue clasificado de ente innovador, ya que el cantante impregnó el álbum con detalles de electrónica que transmitían misticismo y una elegancia bastante inusual. Fue una de las mayores sorpresas del 2012 e introdujo al cantante de forma contundente en el panorama musical. Dicho éxito no podía obviarse y el sello discográfico Sub Pop fichó al artista para que produjese bajo su seno este Me Moan”. De este 2º disco se esperaba que Daughn Gibson se asentase con autoridad en un trono diseñado exclusivamente para él, lo cual se ha cumplido tan sólo a medias.

El primer fallo que se nota por parte tanto de la discográfica como del artista son los singles escogidos para promocionar de forma exitosa un trabajo bastante anhelado como este. “The Sound of Law” y posteriormente “Kissin on the Blacktop” (aunque ésta segunda pueda tener algo de gancho) no son buenas cartas de presentación, elemento esencial y crítico. Encontramos hasta media decena de canciones que hubiesen cumplido su papel con un destino mucho más afortunado.

Pero al fin y al cabo Me Moan” es una unidad de 11 temas, y es ahí precisamente ahí donde encontramos las razones que necesitamos para ser hechizados. “The Pisgee Nest” hace que por fin se arranque el motor y disfrutemos de un sol abrasador. Esa guitarra distorsionada no se encuentra en todas partes. “Franco”, es la más excelente de todas. El portento se siente desde el primer segundo y se extiende a lo largo los 5 minutos acompañado por una prodigiosa batería que marca el ritmo con notoriedad. “Won’t You Climb”, la más inmediata, la más reconocible en cualquier sentido: estribillo con encanto y que a la primera escucha ya te ha atrapado. Que no se caiga en el crudo error de criticar la simpleza. Y para terminar “Into the Sea” es un epílogo magnífico que versa poéticamente sobre un viaje que comienza en el momento en el que debes seguir adelante a partir de que tus mejores días hayan llegado a su fin. Dulce.

De tan sólo imaginar una compilación con 11 canciones al mismo nivel que las comentadas, medio mundo tendría la mandíbula desencajada, pero sencillamente eso no ha sido así. La voz de Daughn Gibson y sobre todo como la utiliza hace que prácticamente cualquier cosa que sea versado con esa apacibilidad suene atronador y exquisito, pero seguimos necesitando otros ingredientes, los cuales no aparecen en el resto del tracklist. Estas sensaciones nos inducen esperanza, porque somos conscientes de la cima a la que puede llegar Daughn Gibson, y mientras siga de camino por infinitas carreteras, sabemos donde esconde sus mejores secretos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies