Death From Above 1979 – The Physical World

dfa1979300

Death From Above 1979

The Physical World

Last Gang Records | Web oficial
9 de septiembre, 2014
Toronto, Ontario, Canadá
Noise rock, punk rock, dance rock

Artistas similares:
DZ Deathrays | Cloud Nothings | Japandroids

7.0

Puedes escucharlo:
Spotify


Lejos queda 2004, año del debut de Death From Above 1979. Su primer disco supuso una sacudida dentro del panorama musical, adquiriendo una fiel legión de seguidores. La banda formada por Sebastien Grainger y Jesse F. Keeler entregan ahora su segundo disco, después de un tiempo separados. Por suerte, han aprovechado bien este reencuentro y como prueba queda “The Physical World”.

Desde el primer segundo de este disco nos encontramos con una intención clara: ritmo y fuerza. Y es que usar “Cheap Talk” como carta de presentación es un puñetazo en las entrañas de aquellos que pensaban que un bajo y una batería no eran lo suficiente para hacer rock. Por si no bastaba con esto, la incendiaria y veloz “Right On, Frankestein!” corrobora que el punk bailable y accesible de estos dos monstruos de Canadá sigue en plena forma. La tripleta de apertura se completa con “Virgins” donde desde la batería, Grainger se desgañita al compás de golpes de bajo en la ya conocida fórmula de “vamos a dejar lo gordo para el estribillo” con subidas y bajadas a lo largo de toda la canción.

En “Always On”, con reminiscencias de los últimos Smashing Pumpkins, los riffs son los principales protagonistas durante todo el tema, bailando sobre la estructura rítmica que no cesa de machacar nuestros oídos. “Crystal Ball” es simple, efectiva y directa. No es una canción inolvidable, pero se pega a tus pies y no deja que estén quietos, aunque por suerte “White Is Red” baja las revoluciones y aporta un poco de calma. Sorprenden las tesituras vocales más melódicas que, y sin que esto tenga que ser algo malo, a veces suenan a Robbie Williams. De “Trainwreck 1979” poco podemos decir, salvo que nos sorprendió a todos al ser publicada como primer single y tener ese regustillo a The Black Keys, que abandonan en pro de su lado más punk nuevamente en “Nothing Left”, cruda y casi sin adornos y que con “Government Trash” siguen explorando el mismo camino.

Para los dos últimos cortes del disco se han reservado las marcianadas de “Gemini” y “The Physical World” donde experimentan con acoples y sonidos que no han sido presentados con anterioridad en este segundo trabajo de DFA 1979. Pero vamos, que todo el mundo esté tranquilo. Pese al paso del tiempo, no han pérdido un ápice de calidad o de fuerza. Agitemos las cabezas mientras escuchamos sus canciones y ya de paso, recemos al Dios del Rock para que no pase tanto tiempo hasta el tercer disco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.