El Columpio Asesino – Ballenas Muertas En San Sebastián

El Columpio Asesino

Ballenas Muertas En San Sebastián

Mushroom Pillow | Web oficial
28 de abril, 2014
Pamplona, España
Rock, Punk, Electrónica

Artistas similares:
Suicide | Neu! | Wire

8.5

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer | iTunes


Difícil tarea de El Columpio Asesino la de darle continuidad al arrollador éxito de “Diamantes” (2011), con esa “Toro” en particular para el recuerdo de todos. El quinteto pamplonica edita “Ballenas Muertas En San Sebastián”, su quinto álbum de estudio y, para sorpresa, el mejor de su discografía.

Si la fama ya la merecían con el magnífico “De Mi Sangre A Tus Cuchillas” (2006) o con el más experimental “La Gallina” (2008), ésta no les llegó hasta el lanzamiento de su cuarto disco, donde se incluía el mencionado single de tan castizo nombre. Para evadirse de todo, y de la forma más profesional posible, los navarros se encerraron en una casa rural para concebir esta bestia parda del punk nacional. Porque como no hay forma de catalogar su música, que va desde el rock hasta el techno, lo mejor será enmarcarlos en un género tan libre de ideas como es el punk. De hecho, y convencido estoy de esa intencionalidad, han radicalizado su sonido para darle unas cuantas vueltas de tuerca a lo que venían haciendo hasta ahora. Y si ya los chicos parecía que se lo tenían creído, ahora arriesgando y, sobre todo, acertando, a ver quién los aguanta.

Sintetizadores de afters, teclados del futuro, ritmos kraut y frases lapidarias se dan la mano incluso con preciosas melodías de algunos temas, que ahora, resultan los raros. “A La Espalda Del Mar” es la que mejor lo ejemplifica, con una Cristina Martínez cada vez más protagonista y que repite en la siguiente “Anzuelos”. Estos dos cortes, más o menos a mitad del álbum, representan algo así como un interludio de lo que viene a continuación: un arreón final ácido, transgresor como nunca y con muy mala leche (“La Lombriz De Tu Cuello” es la hostia). Antes, la primera mitad del disco, ha tenido de todo: una intro a lo que se supone que es el -anti- single (hay que tenerlos cuadrados para presentarse al mundo con “Babel”); una joya krautrock in crescendo al más puro estilo Neu! titulada “Escalofrío”; y la que da nombre al disco, un temazo tipo road-trip en la que ocurre absolutamente de todo (lírica y musicalmente hablando).

Igual El Columpio Asesino intentaban despegarse de ciertos fans en busca de singles, porque de verdad que da la impresión de querer trascender más allá del formato canción. Ahora lo que toca es el álbum íntegro como como concepto (como ya hicieron los Beatles). Lo que en realidad han conseguido es que los idolatremos más de lo que ya lo hacíamos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies