Ghost Bath – Moonlover

Ghost Bath

Moonlover

Northern Silence Productions | Web oficial
10 de abril, 2015
Chongqing City, China?
Black Metal, Funeral Doom, Gothic

Artistas similares:
Deafheaven | Alcest | Dissection

8.0

Puedes escucharlo:
Bandcamp


Ghost Bath, esa misteriosa formación de dudosa procedencia, afianza su posición en la cresta de una ola que comparte con Deafheaven, Liturgy y demás bandas incipientes que últimamente practican un rompedor black metal atmosférico con aires de pop depresivo. “Moonlover” es un disco redondo que sabe fresco y contribuye a desbrozar los senderos por donde millenial hipsters y metalheads estupefactos caminan de la mano.

Con la añoranza de míticas bandas como Novembre (Italia), Katatonia (Suecia) o Anathema (Inglaterra), la formación Ghost Bath (China?) toma su nombre del acto de suicidarse sumergiéndose en el agua. Aparte de su hipotética e irrelevante procedencia (ahora se especula con Dakota del Norte, pero da igual, porque la música no tiene fronteras), todavía poco se conoce de 无名 –Nameless-, así que tampoco sabemos si detrás de este proyecto hay una sola persona, un cuarteto o una viejecita en silla de ruedas…

Tras las buena acogida del primer LP llamado “Funeral“, publicado al año pasado en el sello independiente chino Pest Productions, “Moonlover ha sido rápida y ampliamente aclamado por la crítica especializada. El título del álbum anuncia el romanticismo y la oscuridad de su interesante planteamiento: íntimo, furioso, melódico, desgarrador, épico y desconcertante a la vez. Quizás lo más salvaje en este disco y lo que le acerca más al black sean las vocales, al estilo de Burzum. Producido, grabado y mezclado en Michigan por el ingeniero Josh Schroeder, escuchar este disco es una experiencia comparable con pasear a la luz de la luna por un cementerio abandonado, con estremecedoras visiones de tumbas, huesos, flores marchitas, gatos negros y fuego fatuo. Si viviera en el siglo XXI, Quevedo se vería reflejado en este bello culto a la patética miseria. Como curiosidad sobre la foto de portada (“La Luna”, 1989), Luis González Palma, un fotógrafo modernista guatemalteco, la cedió a cambio de una copia del álbum para su hijo.

En estas 6 largas composiciones (aparte de la introducción), la instrumentación es variada y compleja. Hay pasajes con solos de piano, riffs de guitarra pesados y atmosféricos, arpeggios introspectivos, solos con tristes melodías, disonancias puntuales, una percusión frenética, a veces entrecortada, gritos de locura y lamentos desesperados. La presencia del bajo es casi inapreciable, como en muchos otros trabajos de este estilo. Después de un primer tercio potente con “Golden Number” (el primer single) y “Happyhouse“, los 2 cortes centrales “Beneath the Shade Tree” y “The Silver Flower pt. 1” son más breves, lentos e instrumentales, muy relajantes. Tras despertar de este letargo taciturno con “The Silver Flower pt. 2“, llega el cierre con el tema más sobresaliente, “Death and the Maiden” (que será el segundo single). Y así nos quedamos, con la sensación de habernos liberado finalmente del mordisco de este singular vampiro que casi ha succionado nuestra sangre por completo.

Por fin hemos de reconocerlo sin miedo: el black metal underground tiene un hijo bastardo que ha escapado de su cueva en esta nueva década. El retoño, que algunos llaman “Blackgaze”, se vanagloria de una complicada genética: estética black, melancolía doom, sensibilidad gótica, ataque post-rock y pose shoegaze (ciertamente este disco tiene poco del sonido shoegaze). Y como con toda fusión ecléctica y acertada, lo recibimos con gozo y le deseamos mucho éxito en su incursión por la superficie.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.