Girls – Facther, Son, Holy Ghost

Girls

Facther, Son, Holy Ghost

True Panther | Web oficial
13 de septiembre, 2011
Londres, Reino Unido
Lo-fi, Indie-rock, Psicodelia

Artistas similares:
Mercury Rev | The Shins | Ariel Pink

8.0

Puedes escucharlo:
Spotify 


“Honey Bunny” hace de “Lust For Life” en el segundo álbum de este loco dúo de San Francisco: abre de forma rápida, directa y muy pop otro genial disco. Para más coña, otro nombre propio sigue a la introductoria para meternos de lleno en el mundo Girls.

Un mundo de rock clásico, alejadísimo de las tendencias actuales, donde el pop es más un estilo de vida que de música. “Alex”, de hecho, es otra perfecta canción en 2011, pero lo bonito es que lo sería también en los ’70. Un final de canción que recuerda a David Bowie nos da paso a algo que podría ser Led Zeppelin. “Die” es hard rock, y punto. Y es que tenemos que volver otra vez al pasado para encontrar referencias de semejante barbaridad trotona. Ya no sé si es que se lo toman a coña o es que nos quieren mandar un mensaje, pero desde luego un pepino así no esperábamos encontrar en un disco de Girls. De verdad, gracias. Seguimos. “How Can I Say I Love You” es bofetada pop en mayúsculas, 50% single pop que ya lo quisieran muchos, 50% cursi. Es que les da igual. No contentos con estos cuatro temazos, llega “My Ma”, con sus coros y su instrumentación. Y es que hay que decir que a Christopher Owens ya no le vale sólo con JR White, sino que han tenido que fichar a una banda no sólo para el directo sino también para el estudio. El resultado se nota. “Vomit”, raramente el primer single, demuestra con las escuchas el porqué de semejante elección, con esa calma convertida en psicodélica tormenta cuando les da la gana. “Just A Song”, otro levantamiento de ceja: guitarra española que da paso a melodía pop de banda sonora de peliculón noventero. Sí, esta música hace desvariar.

Punto y aparte. Y es que hasta aquí, estas siete canciones forman, de momento, el mejor comienzo de álbum no sólo del mes, sino del año. Si hubiese sido EP sería la perfección. Pero todo hay que decirlo, a partir de ahora bajan un pelín el listón, por otra parte, lo más normal del mundo. A “Magic” le falta, ejem, magia (risas no) aun siendo una gran canción, y “Forgiveness” también es preciosa, mitad instrumental y mitad balada épica (subidón incluído). Pero el casi blues gospel de “Love Life” se hace algo larga siendo de las cortas, y “Jamie Marie” es un cierre que está hecho para un vozarrón tipo Jeff Buckley del que carece Owens. Un final de disco que no es que sea malo, al contrario, es muy bueno, pero que pone a Girls en la tierra, aquí, alrededor de los mortales, algo que parecía imposible con semejante repertorio inicial. Sumando, la media hace que se convierta en otro de los discos del año.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.