Grises – Animal

grises_300

Grises

Animal

Octubre/Sony Music | Web oficial
6 de mayo, 2014
Zestoa, España
Electropop, Indie Rock

Artistas similares:
Extraperlo | Nadadora | Tuya

5.0

Puedes escucharlo:
Spotify


Con su tercer esfuerzo de estudio, los donostiarras Grises rompen el molde de las influencias que habían tenido en sus dos discos anteriores y evolucionan hacia un electropop elegante aderezado de riffs de guitarra que quitan el hipo. Así es “Animal”.

Que no os engañen los sonidos tropicales a lo Crystal Fighters, porque no van los tiros por ahí. Pese a querer sonar más cercanos a un electropop, desde que el tercer trabajo de Grises se abre con “Animal”, sentimos la fuerza de unas guitarras que antes no habían estado tan presentes. Y es que se nota que la banda quiere trasladar al estudio esa fuerza que tienen sus directos. Sin embargo, en “Lopan” vuelven a abrazar ese sonido afrancesado a lo Phoenix con claro regusto a años ochenta y que continúa en la elegante y divertida “Señales”, en cuya parte media encontramos otra muestra clara de una seña de identidad de este disco: guitarras muy pesadas, que suenan casi a rock duro.

Con “Impares” vuelve a saltar la sorpresa, pero esta vez es en el estribillo. Aventurarme a comparar este estribillo con la música de And So I Watch You From Afar quizás sea demasiado, pero con semejante despliegue de decibelios, no hay duda. Como tampoco la hay cuando empieza a sonar “Efímero”, recordándonos a la archiconocida “Wendy” y sus teclados omnipresentes. Aunque con tanto cambio rítmico en las canciones no podíamos dejar de hablar de Foals al escuchar “Aprieta Los Dientes”, que suena muchísimo a “Inhaler”, aunque salvando las distancias. Y bien lejos del camino por el que transcurre el disco nos lleva “Mork”, experimento que avanza entre una cama de teclados quedando quizás algo simple y vacía en comparación con el resto de canciones del disco.

“Alienígenas” empieza fuerte, muy arriba, con un matrimonio entre guitarras y batería que casi conduce e incita al headbanging y que explota en un estribillo inesperado, que nos rompe los esquemas como dice la letra de la canción. Desde luego, hay rabia y fuerza en cada segundo de esta canción, incluso cuando parece que va a terminar y sin embargo sólo era una pausa para coger aire y volver a esas guitarras que escupen fuego al terminar la canción. Con “En Tu Mente” vuelven a poner el piloto automático y facturan un tema de electropop con un ligero toque de guitarras distorsionadas, que queda en un espejismo. “Indecisión” es el acelerado corte final, mezcla de vocales punk y sonido de tonalidades orientales, donde de nuevo podríamos hablar de Phoenix.

Así que como dije al principio, el sonido de Grises ha dado un paso adelante con la inclusión de unas guitarras que hacen que su sonido sea más directo, pero que no renuncian ni reniegan de esas bases electrónicas bailables que tan bien les han funcionado con anterioridad. Probablemente, éste sea el disco que haga que Grises adquieran un nombre importante en la escena indie nacional, falta de frescura y de grupos que releven a las grandes vacas sagradas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.