Lisabö – Animalia Lotsatuen Putzua

Lisabö

Animalia Lotsatuen Putzua

Bidehuts | Web oficial
18 de marzo, 2011
Irún, País Vasco, España
Post-Hardcore, Noise, Rock

Artistas similares:
 Fugazi | Low | Standstill

9.0

Puedes escucharlo:


Haced la prueba. Elegid una de las seis canciones al azar y ya veréis como, en menos de medio minuto, ya estáis apretando los dientes. ¡¡Qué salvajes!!

El quinto álbum de Lisabö empieza, una vez más, enseñando las uñas para acabar dándote de hostias. Pero qué gustazo da que te den una paliza como las que reparten este (ahora) sexteto grupo de Irún. Dos guitarras, dos baterías, bajo y voces en un despliegue post-hardcore único dentro de nuestras fronteras. Estamos hablando, ojo, de una de las mejores bandas de nuestro país, en la que, por sus cojones siguen cantando en su idioma. Si se atreviesen con el castellano, no sé cómo de famosos se harían. Así les va, y así parece que prefieren ir yendo, autoeditando sus propios cd’s, pegando ellos mismos los plásticos a los cartones del digipack. Con calma. La tralla la dejan para cuando le das al play. El hecho de que se les asocie al movimiento punk vasco tampoco ayuda, pero es que es tan ridículo, se les queda tan pequeño, que mejor ni entramos en ese tema.

En “Animalia Lotsatuen Putzua” (El Pozo De Los Animales Avergonzados) la electricidad no puede dar más de sí. Parece mentira que transmitan que sí son capaces de controlarla y encima conseguirlo. Eso es habilidad. Eso es que son muy grandes. Furia, bestialidad, intensidad, mala leche… todo vale en cuanto a calificativos, digamos, molestos. Como una montaña rusa (pongamos, por ejemplo, “Laztan Isilen Deidarra”) aquí encontraréis tantas subidas como bajadas, tanta agonía como calma, tanta ansiedad como euforia. Todo un verdadero manual de cómo conseguir disfrutar de algo tan, en principio, amargo a base de impulsos de lo más bestia.

Las letras (dicen) van acorde con tanta rabia contenida. Dan ganas de aprender euskera nada más que por ellos, pero con la energía que desprende todo el disco, no se hace tan necesario. Haced esta otra prueba: tirad de google y veréis cómo esas palabras que os imagináis (caos, destrucción, confusión, anarquía, oscuridad…) al escuchar este discazo cuadran con el torrente sonoro.

Nos han dejado esperando más de cuatro años desde el celebrado “Ezlekuak” (2007) y van los cabrones y lo superan en todo. Que nos hagan esperar lo que quieran para el siguiente. Ya sabéis, con calma. Va a ser aún mejor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.