Maryland – Los Años Muertos

Maryland-portada-los-años-muertos-David-Sierra

Maryland

Los Años Muertos

Ernie Producciones | Web oficial
5 de noviembre, 2013
Vigo, España
Indie, Power pop

Artistas similares:
The Pains of Being Pure at Heart | Odio París

6.5

Puedes escucharlo:
Spotify


Maryland se han apuntado a la dulce época que vive el pop-rock español en el momento preciso. Sin abandonar su firme apuesta por el power pop, que ya definió los anteriores trabajos, los vigueses ganan credenciales con “Los años muertos”, un tercer álbum en el que la transición del inglés al castellano es sin duda la novedad más destacada. Lo más asombroso es que los gallegos se han enfrentado al cambio con total naturalidad, sin miedo alguno al fracaso. Escudados en la maestría del productor Santi García (La Habitación Roja, Toundra, Delorean), el quinteto está listo para entrar por la puerta grande y formar parte del cartel de los festivales veraniegos del próximo año.

Sospecho que la cuestión del idioma alimentará siempre uno de aquellos eternos debates en el mundo de la música. ¿Cantar en inglés o en castellano? Apostar por un idioma con el fin de tener más éxito a nivel nacional o, por contra, seguir cantando en inglés, arriesgándose a quedar atrapado para siempre en el anonimato. Maryland tienen motivos para empezar a sonreír de verdad con el porvenir que su tercer álbum les depara. Si bien con “Surprise” (2009) y “Get cold feet” (2011) ya asomaron la cabeza gracias a una finísima propuesta estilística, edificada sobre la sólida estructura de guitarras contundentes y voz cálida, “Los años muertos” les otorga los galones necesarios para recoger los frutos de su trabajo. A ello hay que sumarle el hecho de formar parte de una de las escuderías de más impacto en la escena española actual como es Ernie Producciones, cuyos responsables apostaron por ellos desde el primer trabajo.

Pero no hablamos de éxito comercial, sino argumental y artístico. La nitidez de las guitarras predomina en los trece cortes que integran el trabajo, empezando por el tema homónimo que abre el disco, dónde el bajo ejerce de anfitrión para dibujar una melodía de esas que anima cualquier mañana gris. Alegres bombas melódicas como “Declaración de intenciones”, “Tiempos de azar”, “Viaje a Tasmania” o “Cambio de filo” ponderan la influencia del pop de guitarras anglosajón de la banda con la vertiente más pausada, cercana al emo pop, de “Pozo de almas” o “La caleta del sol”. La delicadez acústica de “Camino” cierra un trabajo limpio y prometedor, en el que las letras giran entorno a rupturas sentimentales, el mundo de los sueños, las ansiedades y los estados de ánimo. Canciones que al ser cantadas en castellano, amplían su campo expresivo, conectando mejor con el público nacional.

El tiempo dirá si acertaron o no al cambiar de idioma, pero lo que queda muy claro al escuchar “Los años muertos“, es que estos chicos son capaces de sonar a ellos mismos, canten en inglés, francés, castellano o gallego, y que de fuerzas van sobrados. Les queda aún bastante margen de mejora, como es lógico, pero se encuentran en el camino correcto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies