Menace Beach – Lowtalker EP

Menace Beach

Lowtalker EP

Memphis Industries | Web oficial
13 de enero, 2014
Leeds, Inglaterra, Reino Unido
Rock, Indie, Lo-fi

Artistas similares:
Built To Spill | Pavement | Pixies

6.5

Puedes escucharlo:
SpotifySoundcloud  | Bandcamp


Ryan Needham y Liza Webster, Menace Beach, irrumpieron en la escena hace poco más de un año con su EP debut “Dream Out”, cuyo sonido daba una idea de por donde iban a ir las cosas, pero la calidad de su producción, y no me refiero al lo-fi que practican, hizo que no se le prestara mucha atención amén de lo que ocurriría con “Too Pure Singles Club Double Side A”, masterizado en los estudios Abbey Road de Londres, y cuyos temas incluídos, “Drop Outs” y “Tastes Like Medicine”, los puso en un radar que ha hecho que se pasaran cuatro días encerrados con amigos como Matt Johnson de Hookworms (productor de todo su material), Nestor Matthews de Sky Larkin o Paul Draper de Mansun, haciendo que su encuentro se convierta en “Lowtalker”.

“Fortune Teller” se mueve entre la desgana y el pasotismo por no dar con la tecla de lo que se busca, transformándose los instantes siguientes en redención y conjeturas de suicidio, haciendo que hasta Kurt Cobain se pasee por nuestros pensamientos al tiempo que “Honolulu” dispara el traumatismo sonoro que se nutre de las grietas y deformaciones psicóticas de las que parecen no darse cuenta las letras empapadas de distorsión… y se supone que esto iba a ser un disco para tratar de reconectarse mental y espiritualmente, como el propio Ryan ha comentado.

El estallido emocional de “Where I Come From”, concordante con el material oído hasta ahora, se transforma en un pop rockero de influencias vocales conjuntas entre los dos artífices del proyecto con un denostado teclado que no deja de intentar abrirse camino entre la maleza de guitarras que lo acompañan, entrando en un estado de “Nervous” que obligan al primero a alejarse para evitar quedarse en el medio de la lucha que las segundas encarnizan.

Noqueada mental y oníricamente, “Cheerleader” se engalana al estilo Miles Kane y transforma los pocos rayos de sol que se cuelan en una victoria capaz de llevarlos al estrellato, arrastrando tras de sí una estela que alarga la sombra de Built To Spill.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.