MGMT – MGMT

mgmt-album-cover-500x500

MGMT

MGMT

Columbia Records Web oficial
17 de septiembre, 2013
Connecticut, EE.UU.
Rock psicodélico

Artistas similares:
Flaming Lips | Youth Lagoon 

3.0

Puedes escucharlo:
Streaming 


A estas alturas de la película uno ya debería saber a qué se enfrenta con un nuevo trabajo de MGMT. Nada queda ya de esos hits mundiales llamados “Kids” o “Time To Pretend”, los cuales la banda incluso evita tocar en directo. Y es que la pareja formada por los excéntricos Andrew VanWyngarden y Benjamin Goldwasser siempre ha criticado, odiado y repudiado la fama. Puede que por ello y el éxito de su primer disco se salieran por la tangente con su segundo largo “Congratulations”.

El tercer disco del grupo, llamado como ellos mismos, debería suponer un “qué somos y a dónde queremos llegar”. Después de comprobar que la psicodelia más indigesta podía funcionar con cierta parte de su público, MGMT sigue por el camino de la experimentación con reminiscencias a Flaming Lips o en la senda del último de Youth Lagoon, siendo el disco producido por Dave Fridmann (“Lonerism” de Tame Impala, “Deserter’s Songs” de Mercury Rev…).

El disco comienza con el tema “Alien Days”, que ya se presentó en el mes de abril y que confirmó que, efectivamente, lo de MGMT iba por los derroteros más melódicamente intrincados. Es por ello que el disco se debate continuamente entre canciones que jugarán con tu paciencia y tu gusto por la experimentación más lánguida (“Cool Song No. 2”, “Astro-Mancy”) y otras con elementos que se te quedan grabados a fuego con la primera escucha como el segundo single “Your Life is a Lie” o los bizarros sintes de “Mystery Disease”. Me gustaría destacar el cuarto corte “Introspection”, mi favorita de todo el disco y la que salva un poco los muebles. Es una cover de una canción de Faine Jane que no le podía venir más a huevo a la voz de Andrew. También es interesante el tema “Plenty Girls in the Sea”, el único en todo el disco que juega un poco con la melodía y recuerda a los primeros MGMT.

El resto del disco es un conglomerado de temas que se sirven de una recargada producción para intentar hacernos alucinar con esta coctelera de tripis. Eso sí, el esfuerzo por meterse en el disco lo tiene que hacer uno mismo, ya sea poniéndose unos cascos aislantes o bien teniendo delante el salvapantallas del Windows Media Player. No es tarea fácil bucear en “MGMT” y la experiencia merece la pena, a ratos. A mi parecer al disco le falta un hilo conductor que le de un sentido global porque grandes canciones no hay como sí pasaba en “Congratulations”, bastante por encima de este. Una vez que termina yo sigo sin entender nada de quiénes son MGMT y a dónde quieren ir a parar. A lo mejor es mejor no saberlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies