Mogwai – Mr. Beast

Mogwai

Mr. Beast

Matador, PIAS RecordingsWeb oficial
6 de marzo, 2006
Glasgow, Escocia, Reino Unido
Rock, Post Rock, Space Rock

Artistas similares:
Mono | GY!BE | Explosions In The Sky

Puedes escucharlo:
Spotify


Saltándose la imparidad de los años de publicación, vuelven a la imparidad de sus discos imprescindibles tras el primero y el tercero.

Mogwai comienzan su quinto álbum con una contundencia en “Auto Rock” y “Glagow Mega-Snake” que bien hace justicia al propio nombre de “Mr. Beast”. La primera, con un ritmo marcial in-crescendo que quita el hipo. La segunda, con uno de los trallazos más salvajes que se le recuerdan, muy cercano a bandas de otro calibre como Shellac, Slint o, por qué no, Black Sabbath. Una potencia desmedida que sí tiene el detalle de no saturar en una justificada duración. “Acid Food” baja de revoluciones para dar paso a otro pepino, esta vez en el marco del antes renunciado grunge. Con “Travel Is Dangerous” se atreven a desgañitarse en una mezcla entre su propio sonido y el de Nirvana.

Semejante comienzo de disco tenía que descender de vueltas, y así “Team Handed” quiere mediar entre el griterío desenfadado y la absoluta perfección de lo que viene a continuación. “Friend Of The Night” es otra de esas canciones con las que se nos llena la boca al hablar de ellos. Otra cumbre sonora en su discografía, otra perla para la posteridad, otros cinco minutos y medio de gloria incontestable. La hermana melliza de esas canciones que te dejan comatoso y que sólo ellos saben hacer. Otra de esas canciones por las que pasarán, irremediablemente, a la historia como una de las bandas más importantes de nuestro tiempo. Un tema que está destinado a la perfecta banda sonora de muchas vidas, incluida la mía. Un tema que justifica la existencia de una discografía entera.

Afortunadamente, Mogwai cuentan con muchas de esas joyas. “Emergency Trap” no le anda a la zaga y te hace preguntarte cómo es posible que alcancen semejantes cotas de belleza mezclando tantas capas de estridencia. “Folk Death 95”, dentro del ruido, quiere y consigue ir un paso más lejos, con una maestría en la distorsión (se dispara hacia lo salvaje a mitad de canción) no conocida con anterioridad. En “I Choose Horses” le ponen música a los enigmáticos versos del artista japonés invitado, Tetsuya Fukagawa (Envy). Y en “We’re No Here” cierran como empezaron: con la contundencia de una banda que demuestra que, lo de la delicadeza, no tiene por qué hacer olvidar quién manda en esto del alboroto. Los más grandes.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.