Mogwai – Rave Tapes

Mogwai-Rave-Tapes300

Mogwai

Rave Tapes

Rock Action Records | Web oficial
20 de enero, 2014
Glasgow, Escocia, Reino Unido
Rock, Post Rock, Space Rock

Artistas similares:
Mono | GY!BE | Explosions In The Sky

Puedes escucharlo:
Spotify


Hace treinta años, el futuro podría haber sonado como “Rave Tapes”. No quiero decir con esto que Mogwai no hayan aportado un nuevo giro a su sonido, sino que ese giro les conduce hacia una electrónica futurista que ahora se antoja algo caduca para lo que parece ser el futuro.

Recuerdo que cuando era niño, me quedaba embobado ante lo que ahora sería una primitiva noción del futuro, generalmente formada por un colorista y enorme mundo que estaría plagado de robots, circuitos y mil locuras más. También recuerdo, aunque suene algo raro, ese mismo mundo traumatizado por la inevitable pérdida de las conexiones humanas en la sociedad. Si os fijáis en la portada del octavo trabajo de estudio de Mogwai, ese diseño geométrico con un ojo abierto de par en par a través de un ciclón de círculos y hexágonos nos traslada a estos recuerdos y en cuanto empieza a sonar el disco, las instrumentaciones pulsantes e incluso paranoicas a veces parecen basadas en cómo debería haber sonado este futuro, creando una atmósfera que es prácticamente perfecta.

Siguiendo a sus lanzamientos de 2011, “Hardcore Will Never Die But You Will” y el EP “Earth Division”, además de su trabajo en una nueva banda sonora y que parece que ha influenciado la estructura narrativa que su último disco sugiere, “Rave Tapes” nos muestra a Mogwai creciendo e innovando, sintiéndose cómodos con sintetizadores y baterías electrónicas. Porque aunque sus composiciones sean famosas por sus atronadoras guitarras, otra de sus señas de identidad es la continua experimentación y ahora, rendidos a la tecnología, nos ofrecen un homenaje a la electrónica más experimental entre golpes de guitarra y bajo.

Se hace difícil escuchar una canción como “Simon Ferocious” sin escuchar inmediatamente una voz en tu cabeza que te hace pensar en el “Autobahn” de Kraftwerk. Y pese a que este disco se ha centrado de una forma muy clara en la electrónica, Mogwai no abandonan las guitarras y nos las presentan en preciosas texturas que humanizan ese progreso hacia las bases programadas. Sin embargo, y fijándonos en sus últimos trabajos, el disco llega a su cumbre de sonoridad con “Remurdered”, una pieza que podría haber aparecido sin desentonar en la banda sonora de cualquier película de John Carpenter en los años ochenta. “Deesh” es el ejemplo perfecto del dominio del volumen y la intensidad, creando una atmósfera que podría ser la de un amanecer que revela un apocalipsis, muy en la onda de lo que hicieron Godspeed You! Black Emperor para la banda sonora de “28 Días/Semanas Después”. No se puede pasar por alto el uso que hacen en “Repelish” de los supuestos mensajes subliminales que Led Zeppelin incluyeron en “Stairway To Heaven”, creando la figura de un falso predicador que llama a la revolución.

Así, nos encontramos con una nueva tendencia que dirige a la banda a sonidos cercanos al que practicaban grupos como Tangerine Dream o los anteriormente mencionados Kraftwerk pero sin renunciar a ese patrón emocional que siempre ha estado presente en la música de Mogwai, su glorioso post-rock se filtra entre los nuevos tintes electrónicos y forma un perfecto matrimonio con sus instrumentaciones más tradicionales. Si con “Hardcore Will Never Die But You Will” ya parecían flirtear con ese nuevo sonido más electrónico, con sintetizadores emparejados a sus guitarras, en “Rave Tapes” se exhibe la completa transición hacia ese estilo de sonido, en un ejercicio similar al que realizaron Liars con “WIXIW”.

Sin embargo, esos sintetizadores a menudo se ven envueltos en composiciones que permanecen dirigidas a las guitarras. La canción que abre el disco, “Heard About You Last Night” usa un sintetizador que embellece unos preciosos punteos cortos de guitarra que centran el foco de la canción. Con “Hexon Bogon” sentimos una serie de latigazos en el tímpano que emergen de entre aullidos de guitarra y oleadas sónicas de distorsión y “MasterCard” se pierde en un vago riff que se rige bajo sonoros golpes de batería. Su melodía principal nace del piano pero no puedes ignorar la voracidad del rock que corre por cada nota. Se nota que están cómodos con temas como “No Medicine For Regret” en los que hay una dosis igual de energía rock y modernidad que cristaliza en un apasionado corte, que está entre las dos pistas que pasan inmediatamente a la lista de canciones de Mogwai en las que hay voz: “Blues Hour”, una hermosa balada de piano capaz de poner la piel de gallina y “The Lord Is Out Of Control”, un robótico lamento que sirve como broche para “Rave Tapes”.

Abordar tantas cosas en el campo musical, que aún guarda algo de aquellos primeros Mogwai, puede suponer una falta de compromiso por parte de la banda y esa sensación de avanzar creativamente, ya que aún parecen demasiado cercanos a “Hardcore Will Never Die But You Will”. Pese a esto, “Rave Tapes” es un trabajo muy cohesionado, creado conjuntamente desde una perspectiva variada y que demuestra que Mogwai, en lugar de sentarse en su cómodo lugar de banda puntera dentro del post-rock, son un culo de mal asiento que siempre buscan un paso más sin renunciar a sus propias señas de identidad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies