Mogwai – Young Team

Mogwai

Young Team

Rock Action Records | Web oficial
27 de octubre, 1997
Glasgow, Escocia, Reino Unido
Rock, Post Rock, Space Rock

Artistas similares:
Mono | GY!BE | Explosions In The Sky

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer


Si por algún punto hubiera que empezar a describir qué es el post rock, yo os recomendaría que fuera por este disco.

El disco empieza con una declaración de intenciones, “Yes! I Am A Long Way From Home”, en la que con una introducción narrada nos conducen hacia un paisaje creado a base de guitarras que nos transporta hacia el segundo tema, “Like Herod”, donde ya podemos empezar a ver las características típicas del género. Cambios de tempo, de intensidad, momentos en los que se hace el silencio casi absoluto para luego desgarrarlo con un buen guitarrazo. Eso es Mogwai y eso es el post rock. Y todo eso durante casi 12 minutos.

“Katrien”, una de sus pocas canciones con letra por decirlo de alguna manera, seguida de “Radar Maker”, una deliciosa introducción en piano para el siguiente tema, “Tracy”. El siguiente corte del disco es  Summer (priority versión) donde vuelven la fuerza y las guitarras que son capaces de saturar unos altavoces. Un calmado piano nos da la bienvenida a “With Portfolio”, canción llena de efectos de guitarra y reverbs, haciendo de su escucha con los ojos cerrados una experiencia interesante.

La parte final del disco empieza con “R U Still In 2 It”, canción que cuenta con la colaboración vocal de Aidan Moffat, cantante de otro famoso grupo de shoegaze y post rock, Arab Strap. Como sucede en “Katrien”, más que cantar es recitar los versos  acompañando a la melodía que los acompaña. Es una canción llena de melancolía, triste, en un contrapunto a lo que puede tenernos acostumbrados los paisajísticos acordes del post rock, con un sonido constante como comprobamos en la posterior canción, A cheery wave from stranded youngsters.

Y para cerrar el disco, “Mogwai Fear Satan”. Una canción que se merece no un párrafo para ella sola, sino páginas y páginas de alabanzas. Desde el primer segundo de sus dieciséis minutos de duración quiere atraparte, que te dejes llevar por ella. No puedo escribir objetivamente sobre esta canción, es superior a mis fuerzas. Una batería que sólo para cuando la música que tenemos que escuchar es cercana al silencio, unas guitarras que tan pronto tocan de forma casi inaudible y después son capaces de pasar a destrozar tímpanos sin remilgo alguno. Una deliciosa flauta dulce,  que nos devuelve a la tranquilidad después del frenetismo de los primeros 4 minutos de canción. Si estáis escuchando el disco y os sobresaltáis cuando viene el cambio, enhorabuena, es porque la canción os ha conseguido hipnotizar. Ya sabéis, si queréis empezar en el post-rock, coged el “Young Team” y dadle escuchas. No os arrepentiréis.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.