Mogwai – Young Team

Mogwai

Young Team

Rock Action Records | Web oficial
27 de octubre, 1997
Glasgow, Escocia, Reino Unido
Rock, Post Rock, Space Rock

Artistas similares:
Mono | GY!BE | Explosions In The Sky

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer


La obra referencial, no sólo de la banda sino también de este estilo en particular, marcaría tal punto de inflexión en la música popular que hasta se bautizó el género con el término de post-rock. Esto es un movimiento novato en la fecha que, usando los instrumentos propios del rock, introducía armonías y progresiones ajenas a lo acostumbrado, sin vocalista y mucho más cercano a las estructuras clásicas pero con la vertiente salvaje del krautrock, del metal o del math rock.

El sufijo “post” ha venido a representar, históricamente, algo desconocido. Se sigue haciendo con todos los géneros no asentados o desconocidos hasta que se convierten en corriente estilística. En el caso del post-rock, debió gustar tanto el término que así se ha quedado, como un subgénero dentro del rock en el que aun haciendo el mismo ruido (o más), se huía de las constantes de la época, el heavy o el grunge, tan de moda a principios de los ’90.

En ese sentido, “Yes! I Am A Long Way From Home” nos pone en situación inaugurando algo nuevo pero emocionante. Pero reconozcámoslo, es “Like Herod” la primera y perfecta bofetada que nos abre los oídos hacia un nuevo y desconocido mundo. Ninguna otra banda en el planeta es tan bestia como cuando a Mogwai le da por dejarnos sordos. Así de claro. Esas afiladísimas guitarras, esas bajadas de tensión agazapadas, esos gritos sin voz, esa agonía…

“Young Team” es un disco de guitarras, evidentemente, pero también de batería. Martin Bulloch sabe tanto de ruido como de silencio, de rock como de jazz. “Katrien”, “Summer” y “Mogwai Fear Satan” (la mejor canción post-rock de la historia) no serían lo mismo sin él, un tío que acierta siempre con los ritmos, los redobles, las pausas y el gusto por la improvisación (ojo, sin serlo). Y aunque también haya aquí algún piano (lo irán descubriendo sucesivamente el álbumes posteriores), como en “Radar Maker” o “With Portfolio”, es el bajo el que marca muchas de las estructuras de este atemporal disco, en esos primeros minutos de canción o en los tramos de calma, hasta que llega la tormenta y se fusiona con mantras de ruido, distorsión y capas de guitarras desbocadas. Un disco que es historia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.