MONO – The Last Dawn/Rays Of Darkness

MONO

The Last Dawn/Rays Of Darkness

Pelagic Records | Web Oficial
24 de octubre, 2014
Tokio, Japón
Post Rock, Rock Instrumental, Shoegaze

Artistas similares:
This Will Destroy You | Caspian | Pg.Lost

8.5

Puedes escucharlo:
Spotify | Youtube


Sabía que no podía forzarme a escribir sobre Mono, que tenía que esperar a que saliera. Porque las palabras no pueden hacer justicia a lo que supone escuchar el último trabajo, en doble esfuerzo, de los japoneses. Porque el arte está para ser interpretado, no para hablar sobre él.

Tras aquel enorme (una vez más) “For My Parents”, estos cuatro maestros japoneses pensaron que lo más adecuado era publicar un disco doble que enseñase las dos vertientes de la banda que van desde la delicadeza musical al más puro ruido.

Por un lado, en “The Last Dawn” nos presentan ese abanico de sonidos más cercanos a las composiciones clásicas, más cercanos que nunca al matrimonio entre el post-rock y el clasicismo de las grandes bandas sonoras y cargados de emoción y luz. Si no fuera por esas reverberaciones y delays tan características en las guitarras de Yoda y Goto, podríamos hablar de un score de cualquier película. Amplios paisajes descriptivos se adivinan en “The Land Between Tides/Glory” o las ganas de subir a un medio de transporte que te lleve donde sea mientras suena “Elysian Castles”, con esos toques melancólicos que producen los interminables rasgueos y arpegios de guitarra. El clímax emocional de este primer disco lo consiguen con “Where We Begin” que, in crescendo como la canción, enlaza perfectamente con los recuerdos de discos anteriores y sigue ensalzando la grandeza de la banda nipona.

La otra cara de la moneda es “Rays Of Darkness”. Y aunque cuando empieza a sonar la maravillosa “Recoil/Ignite” lo primero que piensas es que no entiendes la diferencia entre los dos discos, a medida que avanzan los segundos ya te has dado cuenta de cómo sí es diferente porque esa sensación de bienestar que invadía tus oídos mientras escuchabas “The Last Dawn” se desvanece y da paso a algo más triste, melancólico, a un invierno muy largo sin sol. Entonces, sólo entonces, explota en tus tímpanos la rabia, esa otra habilidad que tiene Mono. Velocidad, potencia, decibelios y mucho ruido, superpuesto con capas y capas. La oscuridad y melancolía sigue muy patente a lo largo de “Surrender” y sobretodo en “The Hand That Holds The Truth” en la que colabora Tetsuya Fukagawa de Envy, aportando su voz gutural y desgarrada a la canción mientras que el caos sonoro se apodera de “The Last Rays” para cerrar este segundo disco.

Dos discos que rayan a muy buen nivel y que funcionan a la perfección como una sola entrega. Cuando los músicos tienen un nivel como el de los componentes de Mono, no hay pega que se pueda poner ante su trabajo. Con lo cual y resumiendo lo arriba escrito, sólo utilizare tres palabras para definir estos lanzamientos de Mono: como siempre, inconmensurables.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies