My Bloody Valentine – Isn’t Anything

My Bloody Valentine, Isn't Anything, album art

My Bloody Valentine

Isn’t Anything

Warner BrosCreation, Sire | Web oficial
21 de noviembre, 1988
Dublín, Irlanda
Rock, Noise, Shoegaze

Artistas similares:
Slowdive | Ride | Primal Scream

9.0

Puedes escucharlo:
Spotify


Trasladarse al centro del meollo mundial del pop (Londres) hizo que su nombre apareciera en la escena con una frecuencia inusual debido a la inquietud de un público mutante y transgresor, siempre a la búsqueda de un sonido nuevo.

My Bloody Valentine, ya con formación definitiva, tenían lo que andaban buscando. “Isn’t Anything”, el primer álbum oficial, aparece a finales de 1988 inmediatamente después de otros dos EP’s para el recuerdo: “You Made Me Realise” (1988) y “Feed Me With Your Kiss” (1988). Tuvo que tenerlo muy claro Kevin Shields para, por fin, editar un álbum completo después de tantos intentos en mediana duración, y es que el sonido de MBV estaba tan pulido que fue aquí cuando se estableció el verdadero origen de un estilo, el suyo, que marcó un antes y un después en la historia de la música popular. Nace con él el shoegaze, nombre que parte del enfoque hacia los pedales de unos enfermos de la guitarra y que transforman el ruido de bandas influyentes más hardcore de la época en pop, diferenciándose del más pesado y coetáneo origen del grunge. Llenando de reverb (o eco) y noise las aún diferenciables melodías, poblándolas de capas y texturas, el sonido estaba pulido pero a Kevin Shields le faltaba algo, y eso que ya se podían escuchar aquí canciones tan perfectas como “Nothing Much To Loose”“Cupid Come”“Lose My Breath”“(When You Wake) You’re Still In A Dream”“Soft As Snow (But Warm Inside)” o “You Never Should”. Aun sin saber lo que faltaba por llegar, ya eran la banda de moda del underground británico.