Palma Violets – 180

Palma Violets

180

Rough Trade | Web oficial
25 de febrero, 2013
Londres, Inglaterra, Reino Unido
Rock, Indie

Artistas similares:
The Vaccines | Peace | The Libertines

4.0

Puedes escucharlo:
SpotifyYoutube 


Sin disco publicado, sin apenas conciertos y tu nombre ya aparece en uno de los festivales más prestigiosos del continente europeo. ¿Hype? Creo que el término se queda corto para definir la locura que hay en torno a Palma Violets. Otro de esos grupos de Londres que vienen con la etiqueta de “next best thing” y que a continuación os explicamos si la merecen o no.

Palma Violets nacen en el año 2011, en el barrio de Lambeth en Londres, cuando Sam Fryer y Chilli Jesson juntan esfuerzos. Para su primer álbum que lleva por título “180” (no sabemos si por el peso de un vinilo, pero es una opción muy melómana) han fichado por Rough Trade Records, hogar de Arcade Fire, Alabama Shakes o The Libertines, grupo con el que se les compara desde multitud de medios. Y otra cosa no, pero para su primer disco la producción es de una calidad excelente, así que caer en una discográfica con recursos es algo que tienen que agradecer estos chavales.

“Best Of Friends” es la canción que abre el disco y que tiene el honor de ser la mejor canción del pasado 2012 según la biblia británica de la música, NME. Está claro que es una forma idónea de abrir el disco, a medio camino entre las melodías de Glasvegas y la fuerza de The Vaccines y perfecta para demostrar qué tiene que ofrecer este grupo. Sorprende el inicio de la segunda canción, “Step Up For The Cool Cats” con su órgano de bienvenida, pero luego queda en una canción bastante normal, con una parte final que hará las delicias de los “sing-along” festivaleros.  “All the Garden Birds” pisa el freno en lo que al nivel del disco se refiere, con referencias muy claras al brit pop noventero pero con la falta de experiencia de haber vivido aquellos vertiginosos años.

“Rattlesnake Highway” es un tema rápido que podría ser una cara b de los anteriormente mencionados Vaccines y cuya fuerza reside en un estribillo cargado de coros al que le sigue el ritmo machacón de la batería en “Chicken Dippers” que a buen seguro provoca que más de uno no deje de mover los pies. La elegancia hace presencia en el disco con “Last of the Summer Wine” y la cálida voz de Sam Fryer se torna oscura durante el fraseo de la canción, creando el que probablemente sea el mejor tema del disco. “Tom the Drum” es otro tema típicamente británico, tanto que si afináis el oído podréis escuchar una parte del riff principal de “My Generation” de los Who. ¿Será un homenaje que han hecho a la mítica banda? Me encantaría preguntárselo…

El disco sigue con la famosa “Johnny Bagga’ Donuts” que se abre paso con su estruendoso inicio haciéndonos pensar inmediatamente en The Libertines. Junto con “Best Of Friends” es uno de sus temas más escuchados y radiados y porqué no decirlo, una de las razones por las que el hype sobre esta banda ha crecido tanto. Un muy buen tema que tal vez no tenga un lugar adecuado en el tracklist del disco, debiendo estar más arriba e incluso como single principal. Y otro muy buen tema es “I Found Love”, con unas voces emulando a Pete Doherty durante la parte del estribillo y que termina de forma solemne, casi embadurnado de melancolía. “Three Stars” es un tema triste que lleva la vitola de ser la balada del disco. Pero su sonido no llega a ser tan desolador como pretenden hacernos creer y la rematan con un subidón aderezado con un gritito que ni esperas y que personalmente, me parece muy desafortunado y que casi roza el ridículo. El último corte es “14”, que lleva una sorpresa con él. Porque tras los tres minutos que dura y un mínimo silencio, aparece una canción escondida que es de lo mejor del disco. Lástima que haya que esperar a creer que se ha terminado para encontrarla.

Después de haber escuchado el disco unas cuantas veces llego a una conclusión: es un buen disco pero no hay que aferrarse a él como la gran novedad que pretendían que fuera. Simplemente es un disco más de una banda de indie de las islas británicas. Tiene canciones que te atrapan pero también hay otras que no aportan nada y donde puede que sí demuestren esa pegada que dicen tener sea en sus directos. Un debut que les ha hecho caer en varios festivales incluso antes de su lanzamiento como ya contaba antes, pero creo que no merecen tener tantos focos sobre ellos y que con el tiempo será carne de aleatorio en los reproductores de música.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.