Queens Of The Stone Age – …Like Clockwork

qotsapeq

Queens Of The Stone Age

…Like Clockwork

Matador Records | Web oficial
3 de junio, 2013
Palm Desert, Estados Unidos
Rock, Stoner

Artistas similares:
Kyuss | Them Crooked Vultures | Red Fang

8.0

Puedes escucharlo:
ItunesYoutube 


Josh Homme casi muere. Aunque para ser sinceros…murió, por un instante. Mientras le operaban de la rodilla, unas complicaciones inesperadas casi se llevan su vida. “Me levanté y allí había un doctor que dijo que me habían perdido.” Ese momento es el que cita el líder de los Queens Of The Stone Age como el inicio de la creación de “…Like Clockwork”, el sexto disco de estudio del grupo.

Incapacitado y sin poder levantarse durante los cuatro meses posteriores a esta operación, tuvo una especie de despertar espiritual, cuando empezó a pensar sobre las cosas que realmente importan: la muerte, la amistad, el amor, la fe. Y todo esto salió a la superficie cuando por fin pudo coger su guitarra y empezar a componer. Esto nos da a un nuevo Homme, escribiendo las canciones desde el corazón. No quiere decir que antes no lo hiciera, pero ahora se evitan los simbolismos y los sentimientos son claros. Ya desde las primeras escuchas de prensa se hablaba del disco como la narración de un año desenfrenado refiriéndose directamente a las circunstancias de su frontman, haciendo de “…Like Clockwork” un disco intensamente personal pero que al mismo tiempo es extremadamente satisfactorio a los oídos. Durante este periodo oscuro, por así llamarlo, no se ha perdido ni un ápice de la destreza compositora del grupo y más en concreto, de Josh Homme. De hecho, ha evolucionado y se ha convertido en un auténtico compositor, tomando su ya patentado stoner rock y tiñéndolas con mil aderezos de la cultura pop. Este disco está tan lejos de “Era Vulgaris” que seguramente os preguntaréis si es la misma banda.

La blusera “Keep Your Eyes Peeled” y la pegadiza “I Sat By The Ocean” son las encargadas de abrir el disco, ofreciendo referencias que pueden hacernos recordar las mejores cualidades de Homme – unas guitarras que parecen escupir fuego y que enganchan – pero que en el momento en que “The Vampyre Of Time and Memory” empieza, gira radicalmente hacia unos páramos de sonidos que hasta ahora, nos eran desconocidos. Las pistas previas al lanzamiento del álbum no nos habían preparado para esto, ya que parecía que “…Like Clockwork” iba a suponer un retorno a la era de “Songs For The Deaf”. Todos los grandes nombres de aquel disco están presentes: Dave Grohl a la batería, Nick Oliveri ayudando en las labores vocales y Mark Lanegan como co-escritor. Sin embargo, aunque su presencia deja huella en el disco, el foco de atención permanece en Josh Homme, quien se deleita y disfruta del actual momento del grupo. Ha hecho considerables avances como vocalista y letrista que nos permiten disfrutar de temazos como “If I Had A Tail”. En esta canción, el grupo entero se conjura para crear un himno que a buen seguro sonará de fondo en más de una noche cargada de sudor.

Los temas que maneja Homme circulan entre la traición, la ira y la reconciliación. Se nos presentan como anécdotas, con el cantante como protagonistas. Como ya dijimos antes, es un disco extremadamente personal. Nótese el “yo” omnipresente, desde “I Sat By The Ocean” donde bebe para olvidar o “I Appear Missing”, la metáfora perfecta para un término tan castizo como acojonarse hasta “My God Is The Sun”, que sirvió como single de presentación de este disco desde el momento en que la tocaron en Lollapalooza Brasil. A vueltas con las colaboraciones, en “Kalopsia” es Alex Turner de Arctic Monkeys quien une fuerzas con el que ahora es su principal mentor y valedor, demos gracias a la música por ello y Sir Elton John presta su piano y crea un escaparate de lujo a la garganta de Homme en “Fairweather Friends”. Y sin olvidarnos de esa garganta, sorprende el cierre del disco con la canción homónima, porque creo que jamás habíamos escuchado cantar con tanta suavidad a Homme como lo hace en esta canción. Un riesgo más de los tantos que han decidido asumir en este álbum.

“…Like Clockwork” lleva la vitola de ser uno de los discos más esperados de los últimos tiempos. A la vez, es el disco más ambicioso de Queens Of The Stone Age tanto a nivel sonoro como a nivel conceptual, porque hay que tener mucha confianza en ti mismo para cantar sobre tus propios demonios cuando hay millones de personas escuchándote. Así que no exageramos al decir que es uno de los mejores discos de rock del año sin duda, un auténtico ejercicio de composición, producción y musicalidad. Pero sobre todo, es la historia de un hombre perseverando a través de una época oscura, siendo fiel a sí mismo y alzándose finalmente como un héroe.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.