Refused – Freedom

Refused, "Freedom" (2015), album art, 500px

Refused

Freedom

Epitaph Records | Web oficial

29 de junio, 2015
Umeå, Suecia
Hardcore, Art PunkRock

Puedes escucharlo:
Spotify | Deezer


El reto de volver, diecisiete años después de haber firmado una de los obras más imprescindibles de la música rock de los noventa, se antojaba mayúsculo. Sin embargo, Refused han logrado resucitar de sus propias cenizas, superando el evidente abismo generacional. ¿Seguir practicando aquel hardcore de finales del siglo XX o tomar el elixir de la juventud y reinventarse? Podríamos decir que los suecos se han decantado por una opción intermedia con ese “Freedom”, un regreso que actualiza sus coordenadas existenciales, supura la misma rabia guitarrera y tiende la mano a las nuevas generaciones.

En 1998 el cuarteto sueco liderado por el carismático Dennis Lyxzén lanzaba el que iba a ser su último y definitivo trabajo de estudio. “The Shape of Punk to Come” fue concebido e interpretado como una especie de biblia definitiva para entender el punk. Una turbulenta disolución, a finales del mismo año, puso fin a una etapa breve pero gloriosa para el rock y, especialmente, para una escena punk muy comprometida con los derechos sociales, el veganismo y la lucha de clases. Una etapa que quedó excelentemente resumida en el muy recomendable documental “Refused are fucking dead” (Kristofer Steen, 2006). La gira de reunión, que en 2012 les llevó a tocar en escenarios tan inhóspitos como el patrocinado por una conocida marca de gafas de sol del Primavera Sound, hizo presagiar la posibilidad de que relanzaran su carrera. Hubo que esperar un tiempo pero finalmente la banda de hardcore más influyente del viejo continente nos regala nuevo material.

A pesar de no haber contado con la aportación del guitarrista Jon Brännström, quien sí participó en la gira de hace tres años, la pegada que exhiben los de Umeå en los diez cortes que conforman el disco no tiene desperdicio. Lyxzén sigue desgañitándose por encima de riffs contundentes en “Elektra”, “366”, “Dawkins Christ” o una “Thought Is Blood” que nos permite mirar, con el rabillo del ojo, a un glorioso pasado. No obstante, han pasado muchos años y algunas cosas han cambiado. La experimentación queda patente en el ligero toque funk de “Servants Of Death” y “Françafrique” -con un coro infantil cantando “Exterminate the brutes!” en la introducción-, las voces robóticas de “Old Friends/New War” o el uso de vientos soul de “War On The Palaces”.

Grabado en Los Ángeles, el cuarto trabajo de los suecos ha contado con la producción de Nick Launay y la colaboración de Karl Johan Schuster “Shellback”, artífice de éxitos para estrellas pop como Adele, Pink, Taylor Swift o Britney Spears. Si a ello le sumamos la experiencia de Lyxzén como líder de la banda de garage-soul The International Noise Conspiracy, es fácil entender los motivos que han llevado al cuarteto a tomar ciertos riesgos, para no volver siendo una copia barata de ellos mismos. “Freedom” no muestra flaqueza ni decadencia, y aunque tal vez empuja más que no avanza, sirve para tomar el pulso a una banda que ya se ganó con creces respeto y credibilidad hace diecisiete años.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies