Reikiavik – Daño Universal

reikiavikpeke

Reikiavik

Daño Universal

Acróbata Records | Web oficial
5 de noviembre, 2013
Madrid
Rock, Britpop

Artistas similares:
The Verve | Oasis | Suede

6.5

Puedes escucharlo:
Spotify | Bandcamp


El primer disco siempre es un paso difícil. Hablar de un primer disco, también. Pero la situación se agrava si es el primer lanzamiento de un grupo de música al que no miras con los mismos ojos que al resto, sino con la mirada del que desea que todo les vaya rodado porque además de grandes músicos, son tus amigos. Perdonadme, porque no voy a ser imparcial. Reikiavik se han convertido en un pedacito de la banda sonora de mi vida y ahora voy a intentar que lo sean de la vuestra.

Bajo el nombre de “Daño Universal”, los madrileños nos entregan diez cortes plagados de sonidos deudores de lo mejorcito de los noventa. Madchester, britpop, guitarrazos de rock, atmósferas cargadas y densas… un cóctel que merece ser escuchado. Machacando los oídos, el disco se abre con “Plan de despedida número 1” y el alivio para los que sentíamos desconcierto ante el single de presentación. Vuelve el rock, las guitarras y la batería están reclamando su protagonismo a lo largo de todo el tema. El pop más elegante, con tintes de Suede, viene de la mano de “Aquellas Calles”. El cambio que se produce con el estribillo es tan inesperado como efectivo e incluso se podría decir que se atreven a flirtear con el shoegaze durante el solo de guitarra. “Daño Universal” es una sorpresa, con mayúsculas. Lo más bailable de Reikiavik hasta la fecha y que nadie se deje engañar por ese principio, dadle tiempo a uno de los mejores temas de este disco.

Y aquí viene la parte más fácil para mí. Porque cuando empieza a sonar “Alrededor de la Tierra” me enfundo en mi traje de “mad fer it” y todo lo que ello conlleva, siendo seguidor de los Stone Roses, The Verve y un sinfín de bandas que junto con Oasis (perdonadme Reikiavik) me hicieron enseñar a amar la música. Porque estos chicos, además de todo, hacen grandes temazos. Las guitarras, los coros, todo rezuma aromas británicos. Hasta que llegamos a “Puede Ser”, donde dejamos el britpop de lado para bucear en una piscina llena de acordes que nos empapan del sonido de los Fab Four, los siempre imprescindibles Beatles. Admito que la primera vez que escuché esta canción, se me pusieron los pelos de gallina. “Abismo” tiene mi frase favorita de todo el disco en su estribillo y de nuevo apreciamos un gusto por cualquier tipo de música, cayendo casi en la psicodelia durante el final de la canción.

Aunque si hablamos de pensar en algo que ya hemos escuchado, lo primero que nos viene a la cabeza cuando empieza “Tú el dictador y yo el revolver” son los eternos Stones. Pero como ya he visto que en varias ocasiones les han nombrado a Jagger y los suyos a raíz de este tema, yo voy a romper una lanza en favor de Reikiavik, porque sin duda suenan a los Primal Scream más rockeros. Con el single “Acróbata” se vuelve a la calma, a esas atmósferas de las que hablábamos antes, más delicadas, menos agresivas. Y aquí ya va siendo hora de elogiar a la garganta de Javi, porque se nota que ha trabajado mucho para conseguir llegar a tonalidades mucho más amplias de las que habíamos escuchado previamente en “Instantes”.

Y así, sin darnos cuenta, estamos despidiéndonos del disco con un medio tiempo muy pop que como “Septiembre”, parece que se niega a perder esa luz propia de un verano que toca a su fin, entre unos arreglos que sobresalen en la parte final de la canción. Sin embargo, el auténtico broche final lo pone “Plan de despedida número 2”, donde por fin se cierra el círculo que nos lleva por un auténtico viaje musical. La única recomendación con respecto a este tema es cerrar los ojos y volar lejos entre esos cuarenta segundos finales, mágicos, épicos, auténtico rock and roll.

Resulta que entre unas cosas y otras, me he extendido más de la cuenta. Pero bueno, puede que así os haga ver que la ilusión que han puesto los miembros de Reikiavik en crear un disco tan bueno como “Daño Universal” es capaz de traspasar la barrera espacio/tiempo y clavarse en los oídos del que lo escucha, descubriendo que no sólo es ilusión, sino también calidad y amor por la música lo que estos cinco locos llevan dentro y ahora comparten con nosotros. Gracias por dejarme formar parte de un proyecto tan cojonudo. Ahora, a por el segundo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.