Six By Seven – The Death Of Six By Seven

Six By Seven, "The Death Of Six By Seven" (2012), album art 500px

Six By Seven

The Death Of Six By Seven

Autoeditado | Web oficial
20 de mayo, 2012
Nottingham, Inglaterra, Reino Unido
Rock alternativo, Indie-rock, Post-rock

Artistas similares:
Spacemen 3 | Inspiral Carpets | Suede

4.0

Puedes escucharlo:
Bandcamp


Después de unos años sin lanzar ningún álbum de estudio, Six By Seven con un nuevo trabajo, “The Dead Of Six By Seven” (2012).

Six By Seven es una banda de rock de Nottingham que nació en 1996 y que está formada por Chris Olley a la guitarra y voz, James Flower a los teclados, Sam Hempton a la guitarra y Christian Davis a la batería. Su sonido es muy diverso, coqueteando en sus composciones con el indie rock y el space rock, pasando por el drone y la creación de atmósferas cargadas de distorsión, delays y algunos toques electrónicos. En cada álbum la banda cambia de registro: un disco puede sonar indie, otro lleno de rock-folk y otros con canciones influenciadas por el shoegaze. Su sonido, sobre todo el de los primeros discos, está influenciado por My Bloody Valentine y Spacemen 3.

Este nuevo trabajo tiene un sonido bastante diferente a lo realizado a lo largo de su carrera, sin artificios. Guitarras acústicas, teclados que impregnan las canciones de atmósferas calmadas, relajadas y melodías intimistas. Da la sensación que estamos viviendo una continua despedida. Todo tiene un tono bastante melancólico, puede que encontremos algunos matices alegres, pero siempre envuelto con un tono apagado, transmitiéndonos soledad. Se aprecia en casi todas las canciones un sonido claramente influenciado por el folk, algo que nos recordará en algunas ocasiones al sonido de Bruce Springsteen. Y por último, los teclados estarán presentes en parte de las composiciones.

Algunas de las canciones más destacadas son “The Writing On The Wall”, que funciona perfectamente para abrir el disco, con una armónica que nos pone en situación desde un primer momento, anunciado lo que vas a encontrar a lo largo del disco. “Moving” funciona como la droga, enganchandote, hará que no pares de escucharla. “Running”, “Something” y “This Time” son otras en las que encontraremos ese sonido folk, sobre todo en la voz y como se apoya en la guitarra para crear las melodías. Y sin olvidar “Found”, el tema que cierra el álbum con un teclado que crea la base de la canción y que posiblemente sea lo que haga recordar más a su antiguo sonido, aunque sea muy vagamente.

“The Dead Of Six By Seven” es un álbum melancólico y relajado, perfecto para ponerlo de fondo y dejarte llevar por lo que transmite, una estado de calma y relajación que resulta hipnótico. Aunque también es un álbum que resulta monótono, algo plano en cuanto a las composiciones y que peca de poca variedad.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies