Slaves – Are You Satisfied?

Slaves

Are You Satisfied?

Virgin EMI | Web oficial
11 de mayo, 2015
Tunbridge Wells, Reino Unido
Punk Rock, Noise Rock, Dance Rock

Artistas similares:
Death From Above 1979 | Fidlar | No Age

Puedes escucharlo:
Spotify


La búsqueda constante de una nueva vuelta de tuerca en los diferentes estilos musicales produce, cada cierto tiempo, la revisión de las bases de un sonido concreto. A finales de los setenta, los Sex Pistols dinamitaban el punk desde el Reino Unido. Ahora, cuarenta años después, sus compatriotas Slaves han decidido sentar las bases del punk actual.

Y es que con un par de ep’s consiguieron mantener en vilo a toda la prensa especializada, que cayó rendida a los pies del dúo de Kent en cuanto lanzaron “Hey” su primer single oficial con una discográfica. Desde ese momento, la guitarra incendiaria de Laurie Vincent y la potentísima batería de Isaac Holman iban directas a por el éxito con “Are You Satisfied?”, su excepcional álbum debut.

Porque cuando empieza a sonar el riff inicial de “The Hunter” ya sabes que apenas vas a tener descanso en tus pabellones auditivos. Unos punteos que, acompañados de un fraseo rabioso, sienta las bases del sonido que facturan los de Kent. Canciones tan directas y sin concesiones como la visceral “Cheer Up London” o la frenética “Sockets” que abren el disco de forma casi perfecta y todo en menos de diez minutos.

Al alternar las voces de los dos componentes, hacen más cómoda la escucha de su disco e incluso se atreven a jugar a responderse el uno al otro como en “Despair And Traffic” o a lanzar proclamas que invitan a la acción como en “Do Something” e incluso a aparcar la electricidad y cascarse un semi-acústico con el tema que da nombre al disco, “Are You Satisfied?”. Pero es un espejismo, porque les gusta sonar fuerte y en “Live Like An Animal” funden el cerebro a base de un pesado riff cercano en ocasiones a un garaje rock o a una comparación con Death From Above 1979 como también sucede con las dos piezas que casi cierran su debut, “She Wants Me Now” y “Feed The Manta Ray”.

Es “Sugar Coated Bitter Truth”, su canción más larga, la que tiene la tarea de cerrar el disco, de una forma más que correcta y a vueltas de nuevo con las proclamas contra la política de hoy en día y la situación actual de la sociedad, algo que no está tan lejano de aquel punk mítico que Johnny Rotten y Sid Vicious propagaron en los años setenta para remover conciencias. Así, a medio camino entre el homenaje y la experimentación, Slaves han parido un disco que no dudamos estará entre lo mejor de este 2015.