Sleigh Bells – Bitter Rivals

Sleigh Bells

Bitter Rivals

Mom + Pop | Web oficial
8 de octubre, 2013
Nueva York, EEUU
Noise Pop, Rock

Artistas similares:
M.I.A. | Charlie XCXCSS

Puedes escucharlo:
Spotify


Sleigh Bells han vuelto. Tres discos en los últimos cuatro años para el dúo neoyorquino, y sólo un año después de su “Reign Of Terror“. Bastante prolífica esta gente. Vuelven con su noise-pop cargado de guitarras machacantes y sintetizadores a cargo de Derek Miller y la voz angelical de Alexis Krauss. Como leí hace poco, Sleigh Bells es una cheerleader con un camión robado a 150 km/h por la autopista. La descripción se aproxima bastante.

Deslumbraron con “Treats” (2010), un álbum fresco y original, mezclando el pop típico de las girl-bands por parte de Alexis y los riffs machacantes de Derek. Ahora, cuatro años después, sigue siendo “más de lo mismo”, aunque entre medias haya habido un pasito hacia el lo-fi en su segundo álbum. No por ello deja de ser un álbum notable, pero no tiene la frescura con la que se presentaron en 2010. En esta ocasión, todas las letras han estado a cargo de Alexis, y en algunas de ellas se nota su pasado más popero. Aún así, siguen siendo pegadizas de narices. Buen ejemplo de ello es “Young Legends“, hacia la mitad del disco.

El disco abre con “Bitter Rivals“, single del álbum, que abre con una guitarra tranquilita y rompe tras unos segundos dando rienda suelta a la guitarra del señor Miller y a los vocales de la señorita Krauss. Buena canción, cañera, pegadiza y bailable. En general, todas las canciones son bastante cañeras (dentro de lo que es el pop, de ahí el buen término noise-pop), a excepción de “To Hell With You” y “24” casi al final del disco y que dejan aislada a “Love Sick“, la encarga de cerrar el LP y que tiene una buena muestra de lo que es Sleigh Bells: guitarras pesadas, sintetizadores y buenas vocales. Entre medias, hay que destacar canciones como la que sucede al single, “Sugarcane“, “You Don’t Get Me Twice“, “Sing Like A Wire” o la anteriormente mencionada “Young Legends“. La única parte negativa la encontramos en la canción “Minnie” que si bien tiene madera para ser una buena pista, le falla ese estribillo que dice “Minnie, Minnie, go count your pennies, I’m sorry to say you don’t have many“.

En líneas generales se trata de un buen álbum. ¿El problema? Que llevamos 3 álbumes con el mismo sonido sin mucha evolución. No es necesariamente malo, pero se echa en falta un poco de innovación. Como he comentado antes, un buen álbum para escuchar mientras vas con tu camión robado a 150 km/h por la autopista. Si esa opción no se contempla, también va bien para animar una mañana aburrida y somnolienta o despejar un poco la resaca dominical.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies