Suede – Bloodsports

suedebloods

Suede

Bloodsports

Warner | Web oficial
18 de marzo, 2013
Londres, Reino Unido
Britpop, Glam-rock

Artistas similares:
Pulp | Elastica | Futon

Puedes escucharlo:
SpotifyYoutube 


Desde su nacimiento en 1989, Suede han visto muchas cosas con sus ojos. Han visto como compañeros de banda y el britpop han ido y venido y sus señas de identidad musical se han impuesto sobre aquellas que no terminaban de ser del todo correctas. Incluso se han enfrentado a un pleito que causó el nombre de la banda. Pero una de las cosas por las que destaca Suede es por sacar discos que siempre consiguen llamar la atención sin importar el resto de circunstancias de la banda y por suerte para nosotros, “Bloodsports” continúa por esa misma línea.

Haciendo honor a su nombre, “Bloodsports” es un disco sin limitaciones que conserva toda la fuerza a lo largo de su duración. La segunda canción, “Snowblind”, es un melocotonazo directamente preparado para sonar en la radio que tiene reminiscencias a los primeros Police, mientras que “It Starts and Ends with You” es un himno maravilloso que contiene la suficiente garra como para hacer saltar a un estadio. Además, en su letra encontramos uno de los leitmotivs del grupo: “Too much is not enough”. Así que si eres Suede, puedes presumir de ello encima de un escenario, porque es algo que te has ganado concierto tras concierto a base de demostrar esa actitud chulesca y macarra.

En “Bloodsports” predomina esta chulería que tan bien maneja Brett Anderson ejerciendo de playboy en su madurez cuando canta “Hit Me” como si estuviera involucrado en una pelea de gallos. Desde luego y perdón por lo reiterativo, es el hit del álbum. Se nota que el grupo está en su mejor momento cuando son capaces de sobrepasar su límite sin recurrir a adornos estrambóticos en las canciones.

Con “Sometimes I Feel I’ll Float Away”, la voz de Brett cala hondo desde el primer momento, evolucionando en un controlado crescendo controlado a la perfección por quien tiene tantas tablas. La banda se muestra perfecta canalizando la energía y quedan como profesionales a la hora de saber que quieren hacer sentir al oyente. Que nunca se diga que Suede no saben lo que hacen; son más que eficientes en el arte de manipular los sentimientos del oyente sin que éste se dé cuenta y como prueba la dramática “What Are You Not Telling Me?”. De hecho, esta sensación parece ser un tema central en “Bloodsports”. Es por ello que sorprende que el disco flojee ligeramente hacia el final, porque tanto “Always” como “Faultlines” quedan un tanto distantes del rollo tan cojonudo que tiene el disco. Aun así, no es algo tan catastrófico como puede parecer, ya que pese a no ser tan perfectas, siguen siendo dos grandes canciones de Suede y en menor medida, cargadas de la energía que ha hecho famosa a la banda.

Suede siempre han labrado su propio camino y han dejado tras ellos una estela dorada y que consigan eso sin encasillar su sonido en una época concreta no es tarea fácil. Por suerte y al terminar la escucha de “Bloodsports”, no hay nada de efímero en lo que queda brillando. Así deberían ser todos los regresos de los grandes grupos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.