The Casters – Once We Were

Entre la maraña, a mí gusto bastante homogénea, que hace realidad la música independiente española surgen The Casters como un oasis en un desierto o, quizá más adecuada la metáfora, un Gibraltar en España. Estos valencianos que apenas sobrepasan la veintena han lanzado este mes de marzo su primer disco debut y lo hacen con una carta de presentación de lujo, trabajando con nombres de la talla de Carlos Jean y Mike Marsh. Acelerados bits y una gran sobredosis de energía es el santo y seña de Once We Were.

Una vez fuimos… Fuzzy White Casters. Dejar atrás el primer nombre de la formación es lo que ha dado título al disco y al primer single de este brillante LP de doce temas a cada cual más ‘bailongo’ y que promete romper los escenarios más festivaleros este verano. Un pasado que es difícil de olvidar cuando se ha compartido escenario con nombres de la talla de Arctic Monkeys o Crystal Castles. Con los primeros lo hicieron en 2010 en el MTV Winter valenciano; con los segundos, durante su gira en España y, el año pasado, estuvieron en varios festivales entre ellos su cercano Low Cost Festival. Y todo ello sin que su álbum estuviera en las calles. Desde hace un par de semanas Once We Were ha llegado a las tiendas y lo ha hecho generando una gran expectación, con el clásico boca a boca 2.0 valiéndose del uso de las redes sociales. La palabra éxito se queda corta. Los twitteros de a pie han alabado el trabajo de los valencianos e incluso lanzaban mensajes de ‘agotado en El Corte Inglés y la Fnac’. También los chicos de The Casters, ya sea por el perfil oficial del grupo o cada uno de los cuatro miembros por separado, nos informan de su agenda puntualmente: así sabemos que su próximo videoclip se grababa en Madrid la misma semana que Once We Were se lanzaba a las tiendas o que su gira presentación empieza en abril con fechas en Madrid (Fnac – Callao), Valencia (La3), Valladolid (On My Way Fest) o Biuges (Girona, Big Ass Summer Fest 2012).

A The Casters, formado por Víctor Corell –voz y guitarra- , Santi Igual – voz y guitarra-, Johnny Bloom –batería y voz- y Demi –bajo-, hay que agradecerles mucho y decidir por dónde empezar es complicado. Comencemos por el hecho de que hayan traído un género musical bastante desconocido en España como es el new rave. Una corriente que mama del electro rock más puro y cuyos máximos exponentes en Gran Bretaña son Klaxons. La influencia de los británicos es evidente, aunque en el caso de The Casters, salvo excepciones como ‘Surround’, deciden tirar hacia lo más eléctrico de su género, como si de un ‘Atlantis to Interzone’ en bucle se tratase. También hay algo de la psicodelia de los primeros MGMT, como demuestran temas como ‘Smartz’. Las comparaciones son inevitables, aunque no le vamos a restar personalidad a estos españoles: The Casters son The Casters y punto. Mientras que el Indie español se autoalimenta con grupos empeñados en parecer todos iguales, The Casters, al igual que en su momento hiciera Catpeople en el escalón del post punk, se diferencian del resto. Y no sólo porque canten en inglés. Aunque desde luego su influencia británica no se puede negar, tanto en así que se han marchado a Londres para mezclar Once We Were con Mike Marsh a los mandos, un tipo que ha trabajado con iconos como Depeche Mode y Björk, así como con grupos tan importantes en el panorama actual como son Kasabian, Justice o Cut Copy. Me dejaré de rodeos: The Casters son diferentes porque no tienen nada que ver con nada de lo que se produce en este país, porque demuestran que para cantar aquí no es necesario hacerlo con esa voz nasal estilo Los Planetas y porque no quieren saber nada del pop-rock.

Once We Were, publicado por Subterfuge Records, abre con la primera sobredosis de adrenalina: ‘Out Of Time’. Aunque sin duda, la energía no decae en la mayor parte del disco, encontrando con el tema homónimo del álbum o ‘Rhythm Of Desire’ los máximos exponentes. Guitarras rabiosas y muchos sintetizadores subidos de revoluciones llevan la batuta en doce canciones que, quizá en ocasiones, pecan de parecerse entre sí. No obstante, The Casters se están labrando su sonido y hacerlo con este disco debut es para levantarse y quitarse el sombrero. Once We Were tiene muchas bondades, pero una de las más reseñables es que el ritmo y la calidad no descienden en la última parte del disco. De hecho, uno de los mejores temas que podemos encontrar cierra el álbum: ‘The Minute Of Creation’.

En definitiva, The Casters con su Once We Were cuentan con todas las armas para triunfar en nuestro país, pero, desgraciadamente más importante, también las tienen para hacerlo fuera de nuestras fronteras. No obstante, esperemos que su máxima sea hacerlo en España porque gente como ellos son más que necesarios aquí. Bienvenidos una y mil veces chicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.