The Pains Of Being Pure At Heart – Days Of Abandon

The Pains Of Being Pure At Heart

Days Of Abandon

Yebo Music | Web oficial
13 de mayo, 2014
Nueva York, Estados Unidos
Indie pop, Shoegaze, Noise pop

Artistas similares:
My Bloody Valentine | Yuck | Asobi Seksu

5.5

Puedes escucharlo:
Spotify | iTunes


En el corazón de IFM siempre tendremos un hueco para The Pains Of Being Pure At Heart, pues el lanzamiento de su segundo álbum, “Belong” (2011), coincidió con el estreno de esta misma revista en su versión pdf, lo que supuso la portada del mismo.

Prácticamente tres años después, los neoyorquinos estrenan por fin continuación de ese precioso, aunque algo continuista, disco. Recordemos que The Pains Of Being Pure At Heart se estrenaron en 2009 con un disco homónimo y dejándonos a todos con estúpidas caras de felicidad absoluta. Representaban lo que muchos estábamos esperando: pop luminoso y ochentero escondido en seriedad sonora, haciendo uso de cristalina distorsión, inolvidables coros y estribillos que parecían no serlo. Era muy fácil rendirse ante tanta belleza en inolvidables canciones como “Young Adult Friction”, “Stay Alive”, “Contender” o “A Teenager In Love”. Con la citada continuación, más de lo mismo, igual algo menos inspirado, pero sí con mayor calidad de sonido.

Para este “Days Of Abandon” se han dejado parte de la magia por el camino. Si su recorrido por la delicadeza sigue en línea ascendente, la decadencia en cuanto a originalidad juega mucho en su contra. Se agotan las ideas pese a que todo suene mejor. Ya es mal síntoma que el single de adelanto, Simple And Sure, nos deje un regusto a refrito sin chicha que, por mucho que mejore con las escuchas, da la mala sensación de que esto era lo mejor que tenían para anunciar tan esperado disco. “Eurydice”, el siguiente adelanto, en cambio, mejora la cosa sobremanera gracias a ese glorioso final. Y siendo realistas, hay mucho donde rascar en un disco que, siendo tan corto, no lo parece tanto. “Kelly” es una preciosidad aunque parezcan otra banda, “Masokissed” sobresale dentro de lo genérica que es, los teclados de “Until The Sun Explodes” elevan a la banda un par de peldaños, “Coral And Gold” se mantiene gracias a la épica, y la balada final deja un buen sabor de boca.

Existen detalles de mucha calidad, y su refinamiento los ha convertido en una banda que no decepciona, pero duele ver cómo, progresivamente, tengo menos ganas de escuchar un disco nuevo suyo. Igual soy yo y el disco en realidad es una maravilla, pero a mí no me lo parece. Bien sin más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies