The Phantom Band – Strange Friend

The Phantom Band

Strange Friend

Chemikal Underground Records | Web oficial
2 de junio, 2014
Glasgow, Escocia
Indie Rock | Experimental | Neo-Prog

Artistas similares:
Grizzly Bear | Field Music | Django Django

7.5

Puedes escucharlo:
Spotify 


Tras admirar la sorprendente portada, vamos descubriendo canción a canción el extenso espectro musical por el que navega el sexteto de Glasgow en este trabajo, que fue grabado y prácticamente auto producido durante 2013 y publicado en junio de 2014.

El viaje por estos 9 sugerentes títulos comienza con “The Wind That Cried The World”: campanas, coros soñadores, capas densas, diversidad de instrumentos, elementos de kraut rock y una intensidad emocionante. Desde el principio destaca la voz de barítono, limpia, profunda y expresiva, que nos hace recordar al vocalista de Interpol. Avanzamos por aguas revueltas en “Clapshot“, con bases furiosas de teclado, batería y bajo, interrumpidas por pasajes que suenan a rock progresivo y psicodelia de los 70. Un elemento clave y recurrente son los sintetizadores vintage, atmosféricos, espaciales, al más puro estilo de Liars o Gary Newman, entrelazados con líneas de bajo o sincopados. Recibimos gratamente también “Doom Patrol“, con esas cadencias épicas de pesadas guitarras distorsionadas y solos efímeros, ecos de Smashing Pumpkins o Polvo, que dan paso a ritmos saltarines y voces reminiscentes de David Byrne.

Al comienzo del segundo tercio se imponen las guitarras acústicas y el lado más folk, resultando inevitable pensar esta vez en el gran Johnny Cash (“Atacama“). El momento más sensibile llega con “(Invisible) Friends“, que incorpora voces en falsetto y progresiones similares a las de Grizzly Bear. Los siempre vibrantes teclados se entrelazan con tiempos frenéticos y bailando nos conducen hacia un febril desenlace en “Sweatbox“, justo antes de abordar el último tercio del recorrido, mucho más tranquilo.

No Shoes Blues“, una preciosa balada a lo Wild Beasts o Kings of Leon, anuncia el final, coronado por intervalos turbios, ruidosos y experimentales propios de Animal Collective (“Women Of Ghent“) o percusiones exóticas que revolotean sobre voces aéreas, todo culminado por un epílogo de paisajes desolados en la íntima y sugerente “Galápagos“.

Este es, en definitiva, un derroche de creatividad por parte de los galeses, que tras presentarse con diferentes pseudónimos, en 2006 decidieron finalmente convertirse en la banda fantasma, quizás como reflexión ante esta nominal ubicuidad. Con el tercer álbum oficial en el sello Chemikal Underground (Arab Strap, Mogwai, The Delgados, Aereogramme), se afianzan y demuestran madurez a la vez que continúan creando una música innovadora, ecléctica, fresca y muy reconfortante. No hay un líder compositivo en el grupo, sino que todos participan por igual, lo cual se percibe en una sabrosa utopía de “fuentes de whisky y sandwiches voladores”. Sin duda uno de esos discos cuya grandeza se descubre tras escuchas sucesivas. O no.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies