The Sidekicks – Runners In The Nerved World

The Sidekicks

Runners In The Nerved World

Epitaph | Web oficial
19 de enero, 2015
Cleveland, USA
Pop, Rock, Punk

Artistas similares:
Built to Spill | We Were Promised Jetpacks | Nada Surf 

7.0

Puedes escucharlo:
Spotify


Con sensibilidad indie pop, herencia punk y pinceladas emo, The Sidekicks presentan su cuarto álbum, un trabajo maduro, melódico, cargado de singles y muy recomendable. Podría sonar de primeras casi orientado a la radio comercial americana, pero este disco está plagado de detalles y precisamente su belleza radica en fusionar de manera brillante el punk y el pop.

Formados en 2006 en Cleveland, Ohio, los componentes de The Sidekicks son amigos desde el colegio. Su sonido y actitud continúa con la tradición de grupos como Against Me!, proviene del punk y el DIY, de actuar en fiestas clandestinas, en sótanos decrépitos, destrozarse física o mentalmente y finalmente dormir en el suelo. Con apenas 30 años, llevan tocando en directo la mitad de su vida, siempre con los instrumentos a cuestas. Su pasión se nota en la intensidad de las canciones, que son variadas, con tempos moderados en alternancia con otros más rápidos, pero nunca agresivas o descontroladas.

Curiosamente, The Sidekicks llegan al sello Epitaph (Bad Religion, Rancid) en el momento menos punk de su carrera, que ha experimentado una evolución constante y muy acertada en el estilo musical. “Runners In The Nerved World” fue grabado en Seattle durante 6 semanas y para la banda fue como un sueño hecho realidad, ya que contaron con la producción de Phil Ek, responsable de discos maravillosos de Built to Spill, Fleet Foxes, Band of Horses o The Shins. “Runners In The Nerved World” va sobre crecer y estar en continuo movimiento, concepto a menudo representado por riffs de guitarra hipnóticos y febriles.

El LP comienza con “Hell Is Warm” y la voz en falsetto de Steve Ciolek, tambíén miembro de la banda Saintseneca, con un timbre que se parece al de Brendan B. Brown (Wheatus) y sobre todo Doug Martsch (Built to Spill). Rápidamente las guitarras se apoderan de la canción y toman protagonismo. Tras pasajes pegadizos y cambios de ritmo resultones da comienzo “Everything In Twos“, un tema más directo y rápido. “Jesus Christ Supermalls” es un medio tiempo con una estructura más tradicional y comercial, que si no fuera por la estridente voz, la cuidada dinámica y algunas armonías no tan convencionales, podría recordar a una balada de Snow Patrol, Coldplay o Jimmy Eat World. “The Kid Who Broke His Wrist” es un tema más introspectivo y emocionante, que por momentos recuerda a la sensibilidad femenina de Belle & Sebastian o Alvvays. “Pet” comienza con un sonido grunge de guitarra y se desarrolla meditativa y tranquila, con arpegios de guitarra acompañando a la voz. “Blissfield, MI” es un corte mucho más rápido y punk, con ritmos irregulares y guitarras salvajes, sin duda uno de los destacados del álbum. Con “Deer” volvemos al sonido más melódico y las melodías de voz cantables. Las últimas canciones del disco pierden frescura e intensidad, lo cual no quita que este sea un trabajo excelente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.