The Unthanks – Mount The Air

The Unthanks, Mount The Air, art 500px

The Unthanks

Mount The Air

Rabble Rouser | Web oficial
9 de febrero, 2015
Northumbria, Reino Unido
Indie, Folk, Jazz

Artistas similares:
Laura Marling | Sufjan Stevens | Antony Hegarty

7.5

Puedes escucharlo:
Spotify


The Unthanks impregnan el ambiente de ternura, suavidad y melancolía con su folk tradicional inglés valientemente reconducido por territorios desconocidos. “Mount the Air” es un disco legendario, profundo, mimado al detalle, con un trabajo vocal excelente de las hermanas Unthank y una instrumentación magistral que te envuelve de principio a fin.

4 años después de su último álbum “Last” y tras haber participado en una serie de grabaciones (Diversions) que con seguridad les han hecho madurar y expandir su creatividad -interpretando canciones de Antony & The Johnsons y Robert Wyatt, colaborando con The Brighouse and Rastrick Brass Band o poniendo música a “Songs From The Shipyards“, un documental sobre los astilleros del noreste de Inglaterra-, Rachel y Becky Unthank vuelven al estudio para grabar “Mount the Air“, esta vez con Adrian McNally como figura destacada. El productor y manager de la banda, que es marido de una de las hermanas, además de tocar los teclados y la percusión ha escrito y producido gran parte de los temas. Editado en su propia discográfica Rabble Rouser, el LP toma su nombre del título de una balada clásica de folk llamada “I’ll Mount the Air on Swallows Wings“.

The Unthanks es una banda inigualable y sorprendente, que combina elementos antiguos y tradicionales con un sonido actual, por momentos experimental, mayormente acústico y con influencias del jazz moderno más íntimo. Las melodías de voces dobles quejumbrosas, susurrantes y aéreas son las claras protagonistas en baladas con pianos fluídos, preciosas instrumentaciones de viento y cuerda, inesperados cambios tonales y ritmos típicos de la música celta. La percusión cobra un notable protagonismo en la primera parte del álbum, dejando paso a las canciones calmadas y de tempos más libres hacia la mitad.

El inicio del disco es una verdadera declaración de intenciones con “Mount the Air“, que es una suite de más de 10 minutos con un aire épico gracias a la trompeta de Tom Arthurs. Con sus loops de teclado y batería de trip-hop, “Flutter” recuerda a “Everything In Its Right Place” de Radiohead, aunque también habría tenido cabida en un disco de Portishead. También destacan Magpie, que explora de lleno la expresividad vocal sobre un drone continuo de fondo y Foundling, una segunda suite aún más larga que la primera. “Last Lullaby” y Hawthorn nos acercan a paisajes bucólicos y apacibles, “For Dad es un instrumental de cuerda en tonos menores y “The Poor Stranger“, con su ritmo sincopado e irregular, es una encantadora nana sobre un tema popular.

No extraña descubrir que estas chicas han nacido y crecido con la música, puesto que su padre es un conocido cantante de folk en la región de Northumberland. Sus voces ultra sensibles cuentan historias sentimentales y provocan emociones intensas, comparables a las que nos regalan otras grandes mujeres como Loreena McKennitt, Björk, Joanna NewsomMimi Parker o Beth Gibbons.

Extremadamente cautivador y adictivo, una caricia para los oídos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.