The Wave Pictures – City Forgiveness

The Wave Pictures

City Forgiveness

Moshi Moshi Records | Web oficial
28 de octubre, 2013
Wymeswold, Inglaterra, Reino Unido
Indie Rock, Folk Rock, Rock Alternativo

Artistas similares:
Adam Green | Devendra Banhart | The Walkmen

7.0

Puedes escucharlo:
Spotify


Vamos a dejarlo claro desde el principio, para no andarnos por las ramas y que al final no se entienda el concepto básico. La grandeza de The Wave Pictures está en la falta de perfección y, ojo, importante, la intencionada no búsqueda de la misma. Nunca lo han hecho y a estas alturas, viendo el resultado de este “City Forgiveness”, dudo que lo intenten en el futuro.

El quinto álbum del trío de Wymeswold (Reino Unido) es el resultado de las anotaciones que iba tomando su propio líder, David Tattersall, en la agotadora gira que los ha llevado por Estados Unidos con la excusa de la presentación de su anterior disco, “Long Black Cars” (2012). No sé en qué momento le daba tiempo al hombre a escribir tan buenas canciones a la vez que improvisadas como para sacarse un doble LP de la manga, pero aquí lo tenemos, sin faltar a su cita casi anual. Sin duda, uno de sus puntos fuertes, es esa sensación de sonido a directo que mantienen desde “Sophie” (2006), aquel humilde debut. Pero no fue hasta el posterior e insuperable “Instant Coffee Baby” (2008) cuando consiguieron la relativa fama que bien merecen y que, injustamente, los sitúan como imitadores de Hefner o Herman Düne. El nombre de Darren Hayman aparecerá siempre asociado a ellos, es inevitable, pues produjo dicho disco, pero The Wave Pictures se diferencian de sus mentores por la mayor inclusión de guitarras y de sonido bluesero en general. Cada uno de los tres componentes va por libre y todo queda de maravilla. A medida que pasan los años, cada vez más y mejor.

Abre el disco “All My Friends Are Going To Be Strangers”, una maravilla rock con punteo final que quita el aliento y que enseña las armas de la banda en todo su esplendor. Hay mucho de rock, digamos, a la americana, con referencias siempre alternativas, como Lou Reed o, sobre todo, los Television de Tom Verlaine (“Tropic”). En “Chestnut” parecen una banda mayor, o por lo menos de cinco músicos. Cuesta imaginarse a un “simple” trío haciendo un rock & roll de tal calibre. Muy serios. Ocurre parecido en “Shell”, en plan melodrama final, a la americana. Se nota que se empaparon bien en esta gira, pues hasta algunos títulos los delatan: “Missoula” (un canteo blues) y “Atlanta” (otro) son sospechosas. Con “The Woods” tienden a Jefferson Airplane (con voz masculina). Y en el final de “Like Smoke” ya me he quedado sin calificativos.

Pero vamos a ver, todo esto sin olvidar, por supuesto, su vertiente más desenfadada, la de esas sencillísimas canciones que se te clavan como cuchillas en la piel. Irresistibles joyitas pop pero con chicha, nada de relleno. Ahí están, seguidas, “Before This Day” y “The Inattentive Reader”. La primera con ese rollito tropical que tan bien se les da y que repite temática en “Red Cloud Road Part 2”. La segunda, con coros, a lo “We Come Alone”“New Skin” a modo de balada soft; el título de balada hard se lo lleva “A Crack In The Plans”, con otra subida de vueltas final que da escalofríos.

Bueno, pues así, hasta 20 canciones. Reconocibles como siempre, con un estilo tremendamente particular, pero más en forma que nunca. Los que habían perdido la fe en ellos (parecía imposible superar “Instant Coffee Baby”) se van a llevar una muy agradable sorpresa. Sobre todo si lo que iban buscando tendía hacia el blues-rock.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.