Thomas Azier – Hylas

ta

Thomas Azier

Hylas

Web oficial
10 de marzo, 2014
Berlín, Alemania
Electro-pop, Electrónica

Artistas similares:
The Presets | Fenech-Soler | CLAIRE

7.5

Puedes escucharlo:
Spotify | Youtube 


Desengañado con los sonidos industriales del Berlín que lo acogió, este holandés juega con aspiraciones electrónicas, visiones oscuras y letras llenas de esperanza para narrar la transformación musical de una roca oscura en puro diamante.

En “Hylas”, Thomas Azier recoge los seis años de maduración musical que ha sufrido desde que abandonó los Países Bajos para instalarse en Berlín. Inspirado inicialmente en el minimal-techno de la capital alemana, sintió casi desde el primer momento que aquel sonido poco le recordaba al electropop profundo y oscuro que iba buscando. Así, desde entonces comenzó a experimentar, produciendo en su minúsculo estudio más de 200 canciones, las mejores de las cuales fueron dejándose caer desde 2012 en varios EPs (“Hylas 001” y “Hylas 002“) y finalmente en su LP debut, simplemente “Hylas” (realmente lo concibió como un tercer EP para cerrar la trilogía, pero la bestia creció demasiado en el proceso).

¿Y qué es “Hylas“, aparte de una mezcla de electrónica bailable y dream pop oscuro, limpio e hiperproducido? Pues “una intensa travesía musical entre la esperanza y la desesperación”, como el propio Azier describe. Lo abre el tema que bautiza el disco, “Hylas“, que nos sumerge en las oscuras aguas de su sonido, para toparnos después con “Ghostcity“, bailable hasta la extenuación, en la que describe a esa Berlín que tanto le desengañó a su llegada como una ciudad fantasma. Después, la violenta transformación del amor a la sangre en la serena “Verwandlung“, la perdición y la caída de “Rukeli’s Last Dance“, la dulce rendición al placer prohibido de “Red Eyes“, y hasta la ligereza y la luminosidad de “Angelene“. Otro de los temas que recupera de sus EPs previos es “How To Disappear“, dulce y suave como suspiros que se desvanecen, que antecede a la ochentera “Futuresound“, a la brillantez de los destellos del sol de los que Azier huye en “Shadow Of The Sun“, a la caída y el lamento (pitufo) de “Yearn Yearn“, a los reflejos del amanecer de “Golden Wave” y la conclusión electropopera, muy a lo Pet Shop Boys, de “Sirens Of The Citylight“.

En resumen, “Hylas” es una bajada a las profundidades de la mente de Thomas Azier, una metáfora de su decepción con la música electrónica y posterior resurgimiento de la esencia pop de su sonido entre las cenizas industriales, una transformación de piedra a diamante en bruto y, también, una historia de enfrentamiento entre sus demonios interiores y los destellos de las luces de la mañana. Batalla en la que, finalmente, desconocemos quien vence.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.