Trentemøller – Fixion

Trentemøller, "Fixion" (2016), album art, 500px

Trentemøller

Fixion

In My Room | Web oficial

16 de septiembre, 2016
Vordingborg, Dinamarca
Electrónica, Experimental, Electro Punk

Puedes escucharlo:
SpotifyiTunes


El regreso de Anders Trentemøller tras “Lost” (2013), nos sumerge en la electrónica y el darkwave. En “Fixion” la experimención y lo retro nos inoculan los sintetizadores de origen escandinavo. Espeluznantemente adictivo.

Entre el éxtasis de la electrónica más acelerada y atropellada (“Circuits”) y la experimentación embriagadora (“Sinus” y “Phoenicia”), Trentemøller ha creado un álbum en el que podemos encontrar pistas que nos retrotraen a los tiempos en los que reinaban el post punk y el dark wave en los antros más lúgubres. Momentos en los que se paraba el tiempo al ritmo de percusiones repetitivas, beats electrónicos y atmósferas cargadas de psicodelia pausada. Todo esto está presente “Never Fade” (una mezcla de The Cure con ligeros retazos de Crystal Castles en su faceta más calmada), “November” o “One Eye Open”, uno de los cortes en los que canta Marie Fisker. Escuchando “Fixion”, es inevitable no acordarse de los Suicide, The Sisters Of Mercy, o The Neon Judgement. Destaca “River In Me”, con la participación de Jehnny Beth (la magnífica y excéntrica vocalista de Savages), que pone de manifiesto el sonido que impera a lo largo del disco. Cierra la lóbrega “Where The Shadows Fall”, precioso y oscuro corte en el que Lisbet Fritze nos sume en la tiniebla de la melancolia.

Trentemøller ha conseguido con “Fixion” crear un trabajo maduro, gracias a fusión de géneros y las eleganes texturas de los sintes oscuros. La consecución del refinamiento en el sonido particular del danés.