Varry Brava – Arriva

arriva-small

Varry Brava

Arriva

Dar La Lata Records | Web oficial
30 de septiembre, 2014
Murcia, España
Pop, Synth Disco, Italo Disco

Artistas similares:
La Unión | Miguel Bosé | Empire Of The Sun

2.0

Puedes escucharlo:
Spotify


Una de las primeras frases de “Arriva” dice: eso no lo esperaba. Pues en eso se puede resumir el segundo disco de los murcianos Varry Brava, con sus cambios en la formación que a tenor de lo escuchado, ha sido un lastre contra el que luchar en su segundo larga duración.

Es difícil sobreponerse a la salida de la dupla rítmica de un grupo, sobre todo cuando la maquinaria de hacer música de Varry Brava estaba tan bien engrasada, pero se nota el vacío que han dejado los hermanos Gas en el grupo murciano. En un intento de conexión con “Demasié”, el single de presentación de este disco es el machacón “Oh, Oui Oui”. Sencillo, directo, pero no tan fresco como las canciones que ya conocíamos de Varry Brava. En la misma línea de canciones planas encontramos “Fan”, con una batería que parece de ProTools y el intento de homenaje al italo disco de “Fantasmas”. Lástima que no llegue ni a las suelas de los zapatos de “Miedo”, aquel temazo de su debut.

Avanza el disco con la facilona “Salta”, que suena en una línea de continuidad con el primer tema del disco. Un sí pero no, lamentablemente. Como “Fiesta” y su “homenaje” a Depeche Mode con esa intro, de inspiración prestada. El petardeo llega con “Reina”, que nunca termina de explotar pese a esos teclados prometedores. Y entre “Ilegal” y “Playa” vamos avanzando hacia el final del disco, entre reminiscencias ochenteras que suenan difusas y faltas de empaque entre una orgía de teclados y sintetizadores, que de eso sí va servido el disco. El incomprensible cierre (que suena como “Amantes de Fuego” en su inicio) es el intento de rompepistas nu-disco “Navidad”, que remata el disco sin abandonar las carencias que hemos encontrado a lo largo de él.

No siempre podemos ser buenos, ni nuestra opinión debe ser la verdad universal. Pero a los oídos de quien escribe estas letras, Varry Brava han perdido ese gancho de buen rollo, ese toquecillo disco funk, en favor de artificializar su sonido entre sintetizadores. Tendremos que hacer un ritual para intentar que vuelvan hacia el templo del sonido disco.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.